"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

viernes, 20 de febrero de 2015

Caída con altura y bronca

Mora fue el jugador que más corrió y llevó peligro al arco rival

Los partidos en la altura son atípicos y suelen ser ante 2 rivales. Ayer el equipo de Gallardo jugó el partido más complicado ante el rival de menor categoría. San José de Oruro difícilmente pueda sumar puntos fuera de su cancha (de hecho es mucho más probable que se coma varios goles de visitante a que saque un punto) porque la calidad mostrada ayer es la de un equipo amateur pero que juega con una gran ventaja de local. 
Ponzio fue la figura, mostró su personalidad y entrega, Pezzella también ganó siempre por arriba

El partido fue parejo con algunas situaciones de peligro para cada lado que tuvieron que ver más con los errores por la falta de adaptación a la altura en el caso de River Plate y por incapacidad (porque se supone que los jugadores locales no tuvieron el problema de la altura) en el local. Desde lo táctico el partido fue controlado y bien planteado, el equipo fue desbordado por los costados por velocidad y los centros terminaban siendo muy atrás para el ingreso de algún jugador que pudiera patear de larga distancia (aunque hubo algunas jugadas peligrosas con pelotas dentro del área y el gol terminó llegando con un centro que Barovero no pudo desviar y se la dejó servida al rival). El partido tuvo momentos de dominio boliviano por cierto empuje y la falta de reacción visitante pero en términos generales se pudo controlar y hasta hubo momentos en los que se llegó a tener el control del balón. Incluso San José dejó la imagen al promediar el segundo tiempo, que no veía con malos ojos el empate. Es típico de estos partidos en la altura que el local marca un último empuje en los 15 minutos finales aprovechando el desgaste del rival, en este caso ni siquiera se puede decir que haya pasado esto; el gol llegó por un error cuando no había desgaste y luego terminaron redondeando un resultado amargo gracias a un gol de tiro libre que Barovero tampoco supo controlar.
La lesión de Pezzella puede ser lo más preocupante de este partido atípico

El planteo del cuerpo técnico tuvo un único error a mi modo de ver. Se llegó al partido con un trabajo muy meditado y planificado pensando en cada detalle; se viajó con la mitad del plantel titular (según estudios previos y necesidades tácticas), se hizo un trabajo especial con cámaras hiperbáricas durante un tiempo previo, se llegó a Oruro apenas un par de horas antes del partido para no sufrir el efecto de la altura, se preparó un coctel permitido por FIFA para ser tomados en Santa Cruz de la Sierra con el objeto de disminuir los problemas relativos a la altura (incluía en pequeñas dosis Sildenafil, aspirina y cafeína) y finalmente hubo un trabajo de los médicos con los jugadores. Se tomaron todas las previsiones pero los jugadores llegaron al estadio sin experimentar los efectos de la altura sobre el balón y sin conocer su propia reacción sobre un problema muy hablado. Barovero debió tener la orden de no intentar sujetar la pelota (o no se sintió seguro) y varias veces le pegó el manotazo (incluso varias veces le costó calcular bien el manotazo) y los tiros libres siempre estuvieron más cerca de la tribuna que del arco. Balanta tuvo serios problemas al principio (de hecho al minuto quedó un boliviano solo frente al arco porque le ganó la espalda pero luego su trabajo fue creciendo hasta convertirse en uno de los mejores jugadores del partido) hasta que se acomodó (nunca tuvo claridad o seguridad con el balón y siempre intentó correr al rival en diagonal, no quiso estacionarse nunca en el lateral y se iba hacia adentro pero en la segunda etapa empezó a ganar su duelo de la misma forma que lo había perdido en el primero, logró no perder nunca en velocidad y ganar el duelo con la fuerza de su cuerpo), Mayada empezó con algunos piques y se lo vio muy cansado pero en el segundo tiempo pudo correr sin tantos problemas y Martinez también pudo correr y desequilibrar (especialmente en el primer tiempo) pero nunca pudo calibrar bien los efectos y la potencia al patear al arco, Sanchez volvió a mostrar entrega pero nunca tuvo claridad y Mercado fue el que más sufrió la altura (nunca fue al ataque y fue constantemente desbordado por el jugador más importante del equipo boliviano). En este contexto, Ponzio volvió a ser fundamental (un gran logro haber recuperado parte de sus cualidades y convertirlo en un jugador muy útil para el equipo) al mostrar personalidad y entrega (nunca se deja llevar por delante, en los partidos complicados puede jugar mejor o peor pero es raro que no tenga reacción) y esto lo convirtió en uno de los mejores jugadores y quien le dio respiro a la defensa; la otra gran figura fue Mora, quien tuvo que luchar y correr mucho en soledad en el ataque. Los centrales volvieron a mostrar su eficacia (esta vez les tocó jugar a Maidana y Pezzella y probablemente la lesión de este último sea más preocupante que el resultado del partido).
Pity martinez creó sus oportunidades pero no pudo tener puntería. Volvió a destacarse...

Es una pena que tanto esfuerzo haya tenido una recompensa nula y más duele ver que un rival tan pequeño haya provocado la primera derrota internacional de este plantel. Se corrió, se presionó, se tocó el balón y se peleó cuando se pudo, nada se hizo como se quiso (y como está acostumbrado este equipo) pero en el planteo no fue superado. La bronca final tiene que ver justamente con haber hecho mucho y no llevarse nada pero también por el hecho de haber visto que es un rival de muy poca jerarquía (tan poco acostumbrados están a estos partidos que las entradas se vendían en puestos de venta de pollo frito, tuvieron problmeas con la luz y dejaron sin agua al plantel para que no se pudieran bañar; ni siquera el tener un aliado fundamental como la altura logra convertirlo en un rival ¨importante¨ aunque luego pueda clasificar si se le dan algunos resultados). La sensación que queda es que hay mucha bronca pero ningún reproche.

Por un lado es bueno que el domingo ya haya revancha por el torneo local y por otro habrá que ver como regresan los jugadores que tuvieron esta experiencia (lo que más preocupa es Pezzella). No hay que dramatizar pero se debe estar atento. El rival de peligro es Tigres (con quien se jugará el próximo partido en el Monumental) y este partido era el más perdible de los 6, habrá que ver como sigue la competencia y habrá que volver a ser fuertes de local.

Por Charro.

3 comentarios:

Mario de Balvanera dijo...


Cada vez me gusta menos este RIVER.
Desde los partidos con Estudiantes de La Plata, el equipo ha ido mutando poco a poco.
Se fue apagando lentamente el FÚTBOL y fue apareciendo un utilitarismo bastante ramplón.
¿Qué se ganaron torneos?
Si. Es cierto.
Pero también es cierto que salvo un rato contra Atlético Nacional y el primer tiempo del primer partido de la Recopa, RIVER fue, cada vez más parecido a una banda de forajidos que a un equipo con estirpe millonaria.
A los bosteros se les ganó tirando el reglamento al foso y con bastante complicidad de los árbitros.
Le pegamos hasta al bolso del utilero.
RIVER jugó ayer a NO PERDER.
Y perdió.
No voy a discutir la calidad de jugadores como Sánchez, Piscu o Martínez ...
Pero ... FALTAN DELANTEROS.
Mora sigue siendo el mismo mediocre de siempre (que le hizo 2 goles a la bosta)
Si jugara al rugby sería mejor que
Porta.
Es el Rey de las Conversiones.
No tenemos 9.
Y por el lateral izquierdo ... NONES.
Este RIVER me aburre, al extremo que durante varios tramos del partido hice zapping a ver qué estaban dando en otros canales.
Encima tenemos el peor fixture de la primera fase en esta copa di merda.
Plantel corto y poco gol.
Ojalá esto se encarrile pronto así dejamos de poner tan pocos pepinos en tantas canastas.
Abrazo millonario !!!
...
PD: ¿No se podría haber mantenido en reserva el cóctel de Viagra, café Dolca y aspirinetas?
Aunque fuera necesario fue otra gilada cósmica.
Prestarse al gaste de puro gusto.
Otro rasgo de este RIVER: tener una dirigencia bastante BOCONA.
Nuevo abrazo !!!
...

Agustín Ovejero dijo...

No pude ver el partido anoche por el tema de que por mis pagos hubo en evento de gran magnitud (un recital) y no llegué a verlo.

Estuve leyendo las críticas y vi los goles. Siendo que escuché un poco el partido por radio hasta los 30 min del ST... Quién diría que en 5 minutos nos quedaríamos sin nada. El partido contrasta por el desempeño de otros equipos argentinos de visitante (sin el tema de la altura claro).

Ya expresé mi desacuerdo con Mario por el tema copas. En este momento, la dirigencia se puso como meta institucional ganar este trofeo. Podremos estar de acuerdo o no acerca de si sirve, pero sabemos que es un trofeo que merecemos y que no está mal tener en las vitrinas.
Creo que uno de los puntos flacos del Muñeco es la dosificación del plantel y de las elecciones de los esquemas. También es hora de que este equipo se mentalice para ganar una competencia difícil como esta y poner más actitud. Igual quedan 15 puntos en juego y de ahora en más solo se cuenta distancia pero no altura.

Anónimo dijo...

Al equipo le falta un 9 en el area, nuestros goleadores andan por todo el campo pero pisan muy poco el area.Esa es la realidad del River que acaba de ganar 2 copas internacionales, y dejo atras a los primos, dandonos unas alegrias que no viviamos en años.El equipo anoche no jugo mal, para nada, pero no tuvo el peso ofensivo de otros partidos.Y mas que la altura peso el mal estado del campo de juego, horrible por como se veia saltar la pelota.Creo que fue un poco de desconcentracion y una floja participacion de Barovero en los 2 goles.La medida de este equipo no tiene termino medio, o domina el juego y al rival, o todo le queda corto.Igual, al 100x100 es mas equipo que muchos, y siempre queda el plus del caracter que han sabido demostrar en momentos criticos.Mientras aparezca esos extras podemos tener esperanzas.....

GABRIEL