"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

sábado, 7 de febrero de 2015

Se recuperó la memoria cuando fue necesario pero se hizo precio

Excelente bombazo que logró vencer al arquero que era figura

Nada mejor para despejar las dudas que una excelente actuación para volver a poner todo en su lugar. Nada mejor para mantener la armonía que 60 mil personas haciendo lo que les corresponde para que todo vuelva por su carril exitoso. Ayer los 11 jugadores salieron a asfixiar al rival y durante 45 minutos no le dieron respiro ni le permitieron sacar la cabeza para conseguir aire, los asfixiaron pero lamentablemente no llegaron los goles que hubieran coronado una noche apoteósica, le faltó la efectividad para sellar el buen fútbol que hizo delirar al público. El cuerpo técnico habló durante toda la semana con los jugadores, buscó respuestas en ellos y les dio la confianza a los supuestos ¨culpables¨ de la vergonzosa derrota del verano para que pudieran devolverle la esperanza y tranquilidad a los hinchas. Una largo trabajo de concientización y de recordarles el camino del éxito que tan bien habían aprendido. Hablaron y el Muñeco decidió jugarse por 11 jugadores a pesar de algunas desconfianzas de la mayoría de los hinchas. La gente también hizo lo suyo, fue en masa a apoyar al plantel (no extrañó que los primeros minutos del plantel en la cancha fueran con canciones de agradecimiento por los títulos obtenidos), a brindar el apoyo para el partido definitorio que se avecinaba y finalmente la exigencia de ver un nuevo triunfo (tampoco extrañó que los 5 minutos de agradecimientos fueran seguidos por canciones como ¨hoy hay que ganar...¨ o ¨para ser campeón, hoy hay que ganar...¨).
El debut en el Monumental, con la 10 y por un título internacional, no le pesó al Pity Martinez

Es una lástima que toda la fiesta de empezar el año peleando un nuevo título, se haya visto manchada por el problemático ingreso (según están diciendo ahora, el problema fue que tardaron en llegar demasiado todas las vallas necesarias para armar el dispositivo policial. Cada vez participan más fuerzas, usan más gente, exigen más cosas, no vienen visitantes, tienen menos responsabilidades porque ahora hay vigilancia privada dentro del estadio, limitan el ingreso solo por 3 sectores, casi no controlan a nadie pero nada es suficiente). Tan enloquecido fue todo (abrieron las puertas 1 larga hora después de lo previsto) que luego casi no existieron controles ni cacheos. Cada día me convenzo más que la policía busca que sucedan algunos hechos y que estos no suceden más por los diálogos previos con los violentos que por el accionar policial durante el dispositivo. Por fortuna, una vez adentro todo era más relajado, la pantalla del estadio está haciendo un buen trabajo (muestra gente, muestra unos excelentes trabajos sobre la copa y solo le faltaría mostrar más sobre las actividades que hay en el club o mostrar imágenes sobre efemérides de cada semana) y todos reencontrándose con los amigos de la cancha para hablar de las vaciones del verano y de las preocupaciones que despertó el ¨nuevo¨ River Plate.


Lo mejor de la noche fue que las dudas se despejarán de una forma tan rápida y de una manera tan clara. Todos volvieron a ser quienes eran y dejaron de lado sus vacaciones (?) o su relajación. River Plate volvió a ser agresivo, asfixiante y mostró personalidad para jugar los partidos decisivos. No se limitó a querer ganar, también se llevó por delante al rival. Lo buscó, le quitó el balón, no lo dejó hacer pie y lo atacó. 3 pelotas en los palos y 2 atajadas soberbias del arquero impidieron que el partido tuviera el resultado que merecía. Los jugadores de CASLA no sabían por donde entrar y alguna ayuda arbitral les permitió tener algún tiro libre peligroso o algún lateral cercano al área, no pudieron hacer mucho más.
Aimar espera, ojalá pronto pueda tener su oportunidad

River Plate no fue perfecto pero se acercó más al equipo que deslumbró a los hinchas que al que terminó el año pasado (ni hablar del equipo del verano). Volvió a mostrar rasgos de aquel equipo aunque terminó ganando de la misma forma del equipo de los últimos meses del 2014. No logró sacar la diferencia y en el segundo tiempo CASLA logró sacar algunos contraataques porque River Plate se arriesgó más, volvió al 1 contra 1 en la última línea, la defensa quedó muy adelantada y jugando con muchos espacios y eso le dio un par de chances a los cuervos (Barovero volvió a ser determinante salvando 2 mano a mano) y los defensores nuevamente debieron jugar al límite para salvar algunos peligros. En el momento que River Plate se sentía más perdido (habían ingresado Pity Martinez que tiene un pique y gambeta sorpresiva, Mayada que corre mucho y Cavenaghi que siempre espera su oportunidad pero todo se limitaba a centros llovidos en lugar de seguir jugando por abajo), tuvo la oportunidad que le cedió el rival (un pésimo despeje dejó solo a Pity y éste dio un excelente pase para el ingreso solitario de Sanchez al área rival) para conseguir la ventaja que no había conseguido aún. Una gran noticia que hayan vuelto a su nivel jugadores fundamentales como Sanchez, Teo, Barovero, Kranevitter, Mercado y que otros hayan tenido algunas de sus virtudes habituales aunque no hayan sido figuras (como Maidana, Pisculichi, Mora, Vangioni, FM6).
La chilena de Teo pegó en el travesaño

Como dijo Gallardo, la diferencia es mínima pero había que ganar y lo importante es que el plantel haya despejado las dudas y recuperado la memoria. Fue una prueba para los jugadores con ellos mismos, con el cuerpo técnico y con los hinchas y más allá que el resultado pueda solamente serenar, la realidad es que aprobaron con una muy buena nota.
 Romagnoli parecería un pibe de 18 años...

Este equipo vuelve a ilusionar, habrá que ver como siguen los resultados y el juego, siguen faltando cosas y habrá que ver que sucede con los sub 20 que deben volver, que no haya lesiones, los viajes largos... lo único auspicioso es que después de mucho tiempo se pudo ver un banco realmente digno del equipo que estaba en la cancha. A cada uno le puede gustar más o menos un jugador pero hoy nadie puede negar que hay 18 jugadores que pueden ser titulares sin disminuir demasiado la formación que este jugando. Todavía le faltan variantes al equipo pero lentamente se va armando un equipo con algunas variantes interesantes en el banco (los 3 ingresos de ayer fueron productivos).

El 2015 recién empieza pero al menos se ha empezado con el buen pie que ha caracterizado a este plantel.

Por Charro.