"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 23 de febrero de 2015

Nos dejamos muñequear y pagamos caro los errores

Volvió al gol pero no alcanzó

Una de las grandes ventajas que tuvimos el año pasado para ganar un torneo internacional y pelear el torneo local fue no tener viajes largos que desgastan físicamente a los jugadores (recién la semifinal y la final representaron un fuerte desgaste físico y mental); este semestre es exactamente al revés, hay un enorme desgaste con viajes largos y agotadores. Se tuvo que hacer un trabajo especial para viajar a la altura de Oruro y al volver apenas se hizo un par de entrenamientos muy livianos.

Este torneo nos muestra algo similar al final del anterior, el equipo se lo vio agotado (se jugó el jueves y se volvió al día siguiente a la tarde, apenas hubo 48 horas para reponerse de la experiencia de jugar a cerca de 4 mil metros de altura) y encima los DT rivales se la pasan estudiándonos para ver la forma de molestar lo máximo posible el planteo de Gallardo. Los rivales nos estudian y nos van tomando la mano, por eso era fundamental sumar calidad para tener la posibilidad de crear nuevas alternativas de juego.
Una lesión que preocupa

La tarde de ayer se presentaba, en la previa, para los festejos. Extrañamente la gente llegó temprano (especialmente en las tribunas donde no daba el sol de frente) y mucho de ello tiene que ver con 2 puntos importantes, por un lado la policía permitió el ingreso sin cacheos molestos ni retenía a la gente por demasiado tiempo sin sentido y por el otro lado se había avisado que se premiaría al equipo por la recopa sudamericana (con una medalla y una vuelta olímpica que finalmente no se hizo) y a los chicos de la sub-20. Por otro lado, supuestamente se hizo una prueba del AFA plus (pero aprovechando los carnets de tu lugar en el Monumental) solo en la Centenario alta (se les hizo ingresar por Quinteros); no se como fue dicho ingreso (escuché que solo hubo 8 molinetes y que en algún momento solo funcionaban la mitad) pero será otro motivo de chamuyo. Además se ¨estrenó¨ una entrada diferenciada para la gente que ingresa por F. Alcorta a la Centenario media y baja. La verdad que son puntos que no hacen la diferencia pero tampoco están mal; lo que sí estuvo mal fue el campo de juego (Gallardo ayer estaba furioso).

Copa y medallas en la previa

Uno de los puntos positivos para ver es el festejo de QAC (?). No quedan dudas que River Plate recuperó la mística y el poderío como local, los equipos vuelven a festejar empates y llegan al Monumental con la idea de que un punto es un triunfo enorme. Es fundamental mantener ese poderío y para ello habrá que volver a jugar como se hizo hasta ahora. Los grandes problemas de ayer fueron no haber podido jugar al ritmo habitual de este River Plate (algo que ya había pasado en Bolivia), no haber podido mantener la ventaja (es raro que nos igualen un partido pero no se si se había dado en la era Gallardo que nos empataran 2 veces en un partido), no haber podido conectarse como habitualmente se hace (no hubo precisión para contrarrestar los 2 micros en el área que había prometido poner Falcioni) y la lesión del Pity Martinez cuando parecía que podía cambiar ese ritmo que no se lograba crear.
Un refuerzo que muestra cosas interesantes

Habiendo dado tantas ventajas, QAC aprovechó la oportunidad. Presionó muy arriba e impidió la salida limpia, se defendió bien (desde lo táctico pero siempre con la maña de tirarse al piso y hacer tiempo; obviamente avalados por un pésimo arbitraje que se río de todos nosotros) y aprovechó sus únicas oportunidades (habitualmente Barovero logra sacar alguna de esas pelotas que deberían terminar en el arco; ayer no pudo). En River Plate Maidana fue el más firme en la defensa, Barovero no tuvo mucho para hacer en los goles, FM6 estuvo inseguro y se sufrió en la salida, Vangioni y Mercado además de inseguros, varias veces estuvieron mal parados y permitieron que les ganaran las espaldas, Kranevitter tampoco logró ser el tapón habitual ni tampoco llevó claridad al ataque, Sanchez y Rojas salieron antes de empezar el segundo tiempo porque se los veía estáticos y sus reemplazos Mayada y Martinez mostraron cierta movilidad. Una pena que haya tenido que salir el Pity (aunque casualmente Ponzio haya hecho el segundo gol) porque prometía dar cierto vértigo que Ponzio obviamente no puede dar (estuvo impreciso pero volvió a poner garra en el medio). El ataque murió en la monotonía general, con intermitencias, poca movilidad y muchas imprecisiones.

Habrá que aguantar una semana con mucha habladurías por no haber ganado pero las palabras de Gallardo nos pueden dar la tranquilidad que su entrenador tiene claros los errores y se mantiene enfocado.

Por Charro.

6 comentarios:

NIcolas Salerno Ercolani dijo...

Ayer quilmes nos jugó bien, y nosotros estamos mas flojos atrás y mas flojos delante también. Esperemos que el trabajo de pretemporada comienze a dar sus frutos en los proximos partidos y tranquilos que la seranata es larga

Mario de Balvanera dijo...


No voy a hablar del futuro porque no tengo idea de lo que va a a pasar dentro de un rato.
Hablemos del presente:
MAL en la Copa Liberticidas di Mérdica.
MAL en el campeonato local.
Comparemos las caras del Monumental de ayer con las del semestre pasado.
Pasamos del cumpleaños de 15 a "Ufa, otra vez sopa..."
Pero bueno, dicen que con las copas te volvés GRANDE...
VIVAN LAS COPAS !!!
...

Mario de Balvanera dijo...

Como será la calentura que tengo que me olvidé del ...
Abrazo millonario !!!
...

Anónimo dijo...

Tres cosas del partido de ayer, aunque solo pude ver el ST. River defiende muy mal los corners a favor, ya lo sufrimos en el verano, y ayer pasó un par de veces lo mismo.

Kranevitter no es está en su mejor nivel y se nota. River no recupera rápido el balón, como sí sucedía en el semestre anterior. Hay que atacar al tipo que lleva la bola, más si esta en la puerta de nuestra área. River dejó hacer a Quilmes en los últimos 30 metros, por eso empatamos.

Tercero y último, boca fue a Chile y jugó 21.30, CASLA a Uruguay y juega hoy, Racing jugó 20.30 y nosotros que fuimos a la loma del traste con altura, nos ponen un día de 30° a las 18.30...el año pasado, River se la pasó jugando a las 21.30, ahora que ese horario nos hubiese convenido, nos ponen temprano.

Cuarta cosa, TODOS los árbitros son malos.

Saludos
Aledb

Pd: como dijo Teo, el partido no debe servir de excusa, pero lo es.

Agustín Ovejero dijo...

Gallardo ayer demostró autocrítica. Le pareció el peor partido desde que se sienta en el banco de DT.

Más allá de eso veo necesario focalizar. Si el objetivo es la Copa (pese o no), entonces no sorteemos lo mejor que tenemos en partidos así, duros, trabados, cerrados. Hay una camada de jugadores jóvenes y recambios sin mucho uso (Uribarri, Chiarini, etc.) que piden pista y no estaría mal darles ritmo y minutos es una competencia dilatada como esta, en vez de perder un jugador clave en una jugada fortuita, pero a la postre, producto de un partido sucio.

El funcionamiento colectivo ayer estuvo muy por debajo de lo esperado y el partido en Bolivia pudo sumar algo. Pero la defensa perdió solidez y el ataque solvencia. Piscu y Kranevitter están con un rendimiento bajo, y ayer casi todos se mandaban ladrillos en vez de pases. Gallardo debería retomar los entrenamientos con pelota aprovechando esta semana larga.

Hernan Dardes dijo...

A pesar de haber jugado mal nos mató la salida de Pity Martinez, porque (al margen de la categoría del lesionado) nos robó un cambio que era necesario: el físico de Pisculichi y Cavenaghi lo pedían a gritos. Buonanotte jugó bien y lo vi más firme en las divididas, cuando se fue perdía siempre en lo físico, pero estaba muy solo. Incomprensible como no le sale nadie en el primer gol (después vi por TV que pisa la pelota de manera fallida antes de patear, y eso pudo haber confundido a los defensores), ni tampoco como u jugador contrario toma la pelota en la mediluna con tanta libertad luego del despeje de un centro frontal.

Coincido: inexplicable lo del cmapo de juego, y encima se vienen los recitales de Romeo Santos.

Con respecto al ingreso: a mí hicieron kilombo porque llevaba unos libros en la mochila, tuve que demostrar que eran mios para que no me los saquen. Me dijeron que "después del kilombo en el partido de Recopa se habían puesto más estrictos con lo que dejaban y no entrar. Me pareció raro (a modo de explicación y chivo al mismo tiempo: en Diciembre publiqué mi primer libro de cuentos y lo que llevaba encima eran ejemplares que me encargaron mis compañeros de platea)