"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

miércoles, 23 de septiembre de 2015

En el partido de ida vimos la vuelta del equipo


 
El festejo de otro gol copero en el Monumental...

En el mismo día que se sortearon los partidos para el Mundial de Clubes, River Plate ha iniciado una nueva aventura copera continental y este plantel volvió a demostrar que lo pueden abofetear varias veces pero siempre va a dar la cara cuando lo pongan entre la espada y la pared. Este plantel nunca tuvo super estrellas pero siempre reaccionó en conjunto cuando la eliminación estaba preparada, se valieron de la unidad para hacerse fuertes y cada vez que perdieron piezas fundamentales de ese engranaje volvieron a reinventarse. Ramón Díaz logró fortalecer el grupo haciéndolo duro en el Monumental y terminó por hacerse fuerte mentalmente el día que ganaron en la Bostanera (no habían ganado de visitante en ese torneo y solo volvieron a hacerlo en la última visita). A ese equipo se le fueron jugadores fundamentales (Ledesma, Carbonero, su goleador y armador Lanzini...) y fundamentalmente se le fue el DT. Mágicamente se rearmó cuando llegó Gallardo y logró que los reemplazos se amoldaran a un esquema más agresivo y arriesgado (volvieron renovados Sanchez y Mora, Kranevitter se hizo dueño del medio y FM6 se ganó el puesto en el fondo, Ponzio tomó confianza como líder, fortaleza anímica dentro de la cancha y pieza importante cuando se lo necesitaba en los partidos claves, Rojas también aceptó el desafío de jugar más arriba y ser participativo (no solo ser la rueda de auxilio defensiva) y llegó Pisculichi. El cansancio de ser un plantel corto parecía que los dejaba sin nada pero aparecieron los goles de los defensores y los centros y goles mortíferos de Pisculichi. Parecía que todo estaba sobre rieles cuando se ganó la Sudamericana y el plantel volvía renovado (con Mayada y Pity) y descansado pero el semestre siguiente empezó a los tumbos, un mal verano, un errático inicio de campeonato y un pésimo inicio de grupos en la copa Libertadores. El equipo se reinventó dándole más espacio a Ponzio, sacando a la pieza clave que había sido Pisculichi, Sanchez y Rojas recuperaron su nivel, apareció Driussi como alternativa, Cavenaghi convirtió algunos goles importantes y cuando todo estaba otra vez sobre rieles se fueron 2 piezas claves (el equilibrio del medio en Rojas y la construcción ofensiva con Teo). Otra vez aparecieron las dudas y otra vez apareció el equipo. Un partido del recién llegado Viudez y otro partido del recién llegado Alario permitieron que se levantara la copa Libertadores.
 Alario grita su gol...

Ayer empezó la Sudamericana 2015 en medio de todas las ¨dudas¨ (como si este plantel no hubiera demostrado que le gusta aparecer cuando todos dudan). Luego de la obtención de la copa Suruga, el equipo había quedado ¨muerto¨ y muchos dudaban de su reconversión. La venta de FM6, las lesiones de los defensores, el bajo nivel de Balanta, Mammana, Ponzio, Bertolo, Viudez, Lucho, Saviola, Casco... hacía que muchos dudaran de este inicio sin embargo cuando se los necesitó, Gallardo volvió a encontrarse con el compromiso de los jugadores y una nueva versión para este torneo (cambió el 4-4-2 por el 4-3-1-2.

Aparentemente a Pisculichi le sienta muy bien esta copa. Venía mostrando una gran mejoría (empezó a fines de mayo pero tuvo una lesión que lo volvió a alejar de la recuperación) pero aún estaba muy alejado de la versión Sudamericana 2014 (recién el domingo pasado se mostró participativo, con intención de ser el dueño de la pelota y capaz de darle juego al equipo). Hoy volvió a mostrar aquella versión que nos enamoró en el 2014. Es cierto que LDU no se mostró con el potencial que suponía tener pero mucho tuvo que ver el primer tiempo millonario. Tuvo muchas chances en el primer tiempo y Pisculichi además de recibir constantemente la pelota (gran trabajo defensivo de Kranevitter) logró asociarse muy bien con Sanchez, Bertolo (aún le falta mucho respecto a lo que se espera de él) y los laterales que pasaban al ataque (Casco también empezó a mostrar el potencial). El juego vistoso, agresivo y ofensivo tuvo una nueva versión (Mora estuvo como siempre participativo y Alario es un delantero muy completo, una sorpresa para la mayoría) y el rival la sacó muy barata con ese 1 a 0.
Balanta está volviendo... Kranevitter siempre está

El segundo tiempo volvió a mostrar dominio pero no hubo tanta conexión. La expulsión de un ecuatoriano permitió que River Plate atacara teniendo más seguridades defensivas (Maidana y Balanta tuvieron un buen trabajo) y no extrañó que llegara el segundo gol (más bien se diría que fue raro no ver el tercero). Gallardo volvió a acertar en la conformación del equipo y los cambios también ayudaron (Mayada volvió a ser peligroso subiendo desde la defensa, Viudez jugó poco pero hizo el centro que terminó en gol y Pity no fue desequilibrante pero todos sabemos que puede serlo en cualquier momento).
Agradecimiento eterno...

2 a 0 es una diferencia muy importante para un partido de ida de local (especialmente si se logra hacer un gol en Ecuador, no haber recibido goles es una ventaja adicional) pero teniendo en cuenta que se juega en la altura, no se puede relajar ni confiar en el buen rendimiento inicial (se sabe que los últimos 20 minutos son los más complicados). El resultado debería ser una gran noticia (como lo fue a la mañana saber que América de México no será nuestro rival de semifinal) si no fuera que se quedó corto respecto a lo que se vio en el campo de juego (quedó la impresión que 2 goles más hubieran sido justos) pero también es una enorme alegría ver que este equipo volvió a dar la cara cuando se los necesitaba. Ahora habrá que ir a Ecuador y volver a mostrar que se puede seguir avanzando (tanto en el fixture como en la conformación de un equipo sólido y peligroso).

Por Charro.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo que aumentó la sensación de superioridad fue la absoluta inacción del rival. Vinieron a ver que pasaba, pero nunca marcaron bien.

Lo bueno que estos partidos levantan el espíritu y la confianza del plantel. Igual sigo creyendo que las copas se ganan con buenas defensas y las ligas con buenas delanteras.

Saludos
Aledb

NIcolas Salerno Ercolani dijo...

Acuerdo con el comentario anterior. Los ecuatorianos parecian conitos, hay que verlos de local, el arquero media 1.96 y Mora le cabeceo con un centro comba hacia dentro en el area chica en el segundo gol.

Igual no hay que sacarle meritos a River es cierto lo que dice Charro. Piscu es lo que faltaba, en materia de pelotas paradas, mayor criterio en el volumen de juego de miad de cancha hacia arriba. Alario parece un arma mortifera, pelea todas, juega, una fiera el pibe. Balanta se sigue afirmando, se ataco bien ayer con los laterales. Como deficits la falta de definicion, creo que en un momento querian entrar con pelota y todo. tambien cierta displicencia para salir jugando desde el fondo.

Lo mas flojo bertolo. Creo que habria que poner a Vangioni de volante izquierdo, que por otra parte en partidos mas duros tiene mas despliegue y sentido defensivo. Y esta claro que cuando se avaya Krane vamos a sufrir como locos, es la pieza fundamental para la idea de juego de Gallardo

Enrique dijo...

Muy flojos los ecuatorianos, hay que verlos en la altura por eso me da un poco de bronca no haber metido uno más.
Me gustaría Vangioni de volante izquierdo y ver como se asocia con Casco. El Pity tiene grandes condiciones pero tengo la sensación que siempre hace todo al revés de lo que pide la jugada, intenta la gambeta cuando puede asociarse con un compañero o tira un centro cuando puede intentar meterse en el área.

Charro, Alario a lo vengo pidiendo lo vean desde que Colón estaba en la B y cuando vino acordate que dije.

Agustín Ovejero dijo...

¿Será el River de Gallardo un equipo copero? La pregunta es retórica.

Ayer vi otro River que tuvo a un rival bastante flojo que me deja con cierta sensación de cuidarse para apostarle todo a la altura de Quito.

Gran primer tiempo del equipo en sí. Alario es una bestia; juega y hace jugar, corre, mete, pasa bien la pelota y siempre para adelante. Pisculichi con esa pegada de siempre y ahora con mucho más juego. Mora con su cuota de goles importantes. Balanta afirmándose cada vez más y Maidana y Kranevitter dando lo de siempre. Sanchez más picante y Casco algo más asentado.

Sano volver a jugar con el enganche así el ataque tiene socios y fluidez. Bertolo está flojo pero mucho mejor que en cualquier partido anterior. Charro será muy optimista en su juicio general en este post pero, sin ser un enemigo acérrimo del Pity, ¿No se jugó mejor sin él como volante izquierdo? Lo considero un jugadorazo con enorme potencial pero su problema no es futbolístico sino de percepción, con cabeza agachada no ve cuando hay que pasar o cuando pegarle al arco.

Muy de acuerdo con que deberíamos haberles llenado la canasta con un par de goles más, pero bueno el resultado no es malo teniendo en cuenta el envión que significa. Hubo buenos pasajes donde la pelota corrió de lado a lado y hubo pases de primera en velocidad.

Anónimo dijo...

Qué bueno que el equipo volvió a lo que supo ser hasta hace poco...yo le tengo fé a Bertolo, creo que va a aportar mucho más. El muñeco lo debe haber estudiado mucho antes de pedirlo, y no puede ser que no rinda bien en River también. Quizá no lo ayuda su cara de tranquilidad (y su apellido), pero está mejorando.
Lo del pibe Alario es excelente. Viudez tiene pasta. El Pity no creo que juegue mucho mejor, algún golazo alguna vez (como contra el Gamba), pero no mucho más, ojalá me equivoque, después de todo a Mora se lo querían sacar de encima y hasta lo mandaron a Chile y hoy es imprescindible..

Saludos,

ML

Marcelo ( Cole es de RIVER ) dijo...

Me gusto el equipo, sobre todo los 25 primeros minutos, ellos muy flojitos, el resultado se quedo corto, pero allá creo que un gol seguro hacemos.
Saludos