"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 21 de septiembre de 2015

Llenando el vaso

Mora vuelve a marcar frente a Lanus

Fue el turno de Lanús y otro partido que no logramos hilvanar un juego colectivo. Ya pasó el desgaste físico y la relajación por los logros obtenidos pero el equipo todavía no logró reencontrarse con su juego característico. Se fueron piezas claves del equipo y otras se lesionaron pero los reemplazos no lograron llegar a un nivel acorde a lo que se necesita y mucho menos lograron mostrar características similares como para mantener el esquema. Así como el campeón de la Sudamericana debió reinventarse para convertirse en campeón de la Libertadores, el campeón de la Libertadores está buscando reinventarse de cara a su futuro/presente. Se ganó la copa y ahora hay que empezar a llenar una nueva copa para armar un nuevo equipo. Si bien no se jugó bien, también es cierto que en el segundo tiempo empezaron a verse algunas ideas.

La tarde sorprendió a todos los hinchas con un cambio brusco de clima (sumado a la decepcionante labor del domingo pasado) y el Monumental no lució como debía. Si bien fue mucha gente, claramente se vieron muchos espacios vacíos (o sea que muchísima gente con TLM decidió no ir y no avisar. ¿Cuándo revisarán en este tema?) y esto habla de lo mal que se está jugando y que el hincha también se relajó y se tomó su tiempo para esperar al equipo (?). 
Mayada atacó mucho por su sector

Ayer se volvió a regalar un tiempo, el primer tiempo volvió a ser desastroso, pocas veces lograron armar juego y cuando lograron juntarse con una idea colectiva fallaron en lo individual. A algunos jugadores les falta confianza, a otros concentración y otros necesitan volver a motivarse. Este campeonato se pierde de local más allá de este período posterior a Japón y copa Libertadores (muchísimos puntos perdidos en el Monumental, como pasó en el segundo campeonato de Ramón en su último paso por el club y el último de Almeyda cuando fallamos de local no peleamos la punta), el primer tiempo dio pena (como pasó en muchos pasajes del primer semestre) porque no hubo muchas ideas de juego (Pisculichi puso ganas y muchas veces arrancó algún intento de juego) pero lo peor era ver como los pocos intentos morían en una distracción o un error infantil (la pelota pasaba por debajo de un pie, se iba larga, se la daban al rival...) y como pasó en muchos partidos, sin pasar muchas zozobras (una atajada de Barovero y una jugada confusa que terminó sobre el travesaño) se terminó perdiendo ese primer tiempo (un tiro libre en el ángulo en el último minuto del primer tiempo).
Mercado peleando por la pelota. En una nueva defensa busca acoplarse.

En el segundo tiempo, sin ser el equipo que se espera, al menos hubo una idea de juego y algunos jugadores mostraron amor propio o un atisbo de buen juego. Barovero no tocó la pelota en el segundo tiempo (lo cual marca que Lanús no tuvo intención de ataque pero tampoco pudo desbordar a la defensa cuando tuvo la posibilidad de armar un contraataque) y la defensa de los segundos 45 minutos fue totalmente nueva. Mayada ingresó en lugar del lesionado Mercado y se juntó muy bien con Sanchez, logró cierta agresividad pero fundamentalmente subió bien y le dio espacios a su compatriota, por el otro lado Casco también logró abrir su sector y fue una rueda de auxilio (todavía no logró lastimar demasiado con el desborde pero en ese segundo tiempo también logró asociarse en ataque). La gran diferencia del segundo tiempo en la defensa la mostraron Mammana y Balanta, después de un primer tiempo para el olvido (muchas inseguridades, desprolijidades y peligrosas fallas en la última línea), ambos jugadores empezaron a tomar confianza y de a poco clausuraron el sector y empujaron al equipo. Se pararon cerca del círculo central, salieron con la pelota al pie y cuando les taparon las líneas de pase decidieron subir por su cuenta. Balanta tuvo unas 5 apariciones ofensivas que más allá de no ser del todo efectivas (en una le faltó muy poco para quedar mano a mano con el arquero), sirvieron para que le cambiaran el ánimo y para que el hincha volviera a darle algunos votos de confianza. 
Piscuichi de a poco vuelve a su nivel y a ser fundamental para el esquema del equipo

En el medio se rompió el esquema de doble 5 y Kranevitter volvió a adueñarse del sector en lo defensivo y rápidamente el equipo le cedió el manejo del balón a Pisculichi pero fue Sanchez la pieza fundamental de la levantada. Después de un primer tiempo para el olvido, en el segundo logró hacerles un surco a la defensa de Lanús (muy complicado porque jugaban con todos sus jugadores en defensa). Los cambios volvieron a ayudar cuando salió Bertolo (ni siquiera una sombra de lo que se espera de él, inofensivo y desconectado) y entró el Pity (es desprolijo y muchas veces le falta criterio pero al menos le da cambios de velocidad y alguna penetración hasta la línea de fondo) y el cambio de Mora por Viudez (lejos de aquel jugador que sorprendió en el primer partido de Libertadores) le dio otro ímpetu ofensivo al equipo. Los desbordes de los laterales sumados a Sanchez y Martinez, el manejo criterioso de Pisculichi y la movilidad de Mora (muy oportuno que haya vuelto al gol) y Alario (que no tuvo ninguna chance pero se movió siempre buscando su oportunidad) cambiaron la cara del equipo abrieron una esperanza para el Muñeco. Una lástima que todo el esfuerzo no haya sido premiado con los 3 puntos.

Falta mucho pero es fundamental encontrar la base (lamentablemente las ventas, las lesiones y el bajo rendimiento nos dejaron sin base y ahora debe aparecer una nueva base y los cambios que permitan modificar esquemas) y ya no queda mucho tiempo. El primer objetivo del semestre ya se perdió (pelear hasta el final este campeonato) y el miércoles empieza el segundo objetivo con un rival muy complicado (probablemente el más difícil hasta una hipotética final) y con una necesidad peligrosa (se debe obtener un buen resultado de local y de ser posible una buena diferencia de gol porque la vuelta es en la altura). Por lo pronto Gallardo debe hacer pruebas sobre la marcha y esperar que los resultados se vayan dando mientras se va llenando de ideas a este nuevo equipo.

Por Charro.

3 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

Que desteñida esta versión de River

Pasamos del "no sobra nada" al "nos falta mucho". Realmente está muy lejos ese desempeño mostrado hace un año ¿qué pasó? ¿físico? ¿mental? ¿motivación? Pienso que el River de la primera parte del año jugaba mal pero no era tan inofensivo (recuerdo los empates seguidos en el grupo de la Libertadores donde más que fútbol nos faltó contundencia).

El nivel de los reemplazos como dice Charro no están encajando y otros están en la luna. Bertolo es un paquete, ya debe haber jugado unos 10 partidos donde sorteó lesiones y malos desempeños. El Pity es un gran proyecto de jugador que tiene mucha irregularidad. A Balanta le están pegando mucho pero muestra más carácter y no dudo que en unos cuantos partidos volverá a su mejor nivel, al igual que Mammana.

Como decían el otro día falta mediocampo, ayer se notó que el único que marcaba en retroceso era Kranevitter y el resto volcado en ataque, un equipo partido que poco puede hacer para recuperar la pelota. Es decir, no encontramos un sustituto táctico a Rojas y el equipo desborda de volantes ofensivos o medias punta (sin ir más lejos ayer Viudez ni Bertolo pudieron encontrar posición). El que me sorprendió fue Mayada que jugando de lateral se proyectaba constantemente abriéndole espacio a Sánchez.

De cara a lo próximo que es ya dentro de un par de días me preocupa que desde lo anímico 7 u 8 jugadores de los que estuvieron presentes ayer, van a ser titulares. Y ya esta Sudamericana es diferente porque definimos afuera y el equipo aun no encontró funcionamiento colectivo. Esperemos que nos sorprendan.

Vamos River!

Anónimo dijo...

El equipo va a aparecer, no se perdió tanto en cuanto a nombres, sí en cuanto a variantes. Especialmente en el juego aéreo ofensivo, el año pasado hicimos muchos, pero muchos en serio, goles de corner directo, aprovechando a FM6, Pezzella, Maidana y Mercado. Ayer de esos sólo estaba Mercado y lesionado. Coincido en que Balanta va a mejorar, pero ayer el paraguayito ese lo sacó a pasear durante todo el partido, le ganaba en el pique corto, y algo que era fuerte del colombiano, ayer fue su debilidad, lo dejaba dar vuelta y el de la Lanús picaba solito.

Me parece que volviendose a enfocar este plantel va a salir adelante. Quiero que se pongan bien para diciembre, que de sueño puede ser pesadilla.

Saludos
Aledb

Anónimo dijo...

Vamos Millo de mi corazón!!!!

ML