"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 13 de octubre de 2014

Cambio juez; el overol y la cabeza también presentes en este equipo

El festejo por 3 puntos muy costosos

Se sabía que River Plate tenía un plantel corto y que no iba a ser nada fácil jugar 3 torneos con un calendario tan corto, sin embargo Gallardo fue encontrando algunas variantes ante las primeras bajas. Desaparecieron de la formación Kranevitter, Vangioni, Teo, Balanta no puede entrar, se lesionó en el partido Mercado, el banco es de pibes del club (salvo el arquero y menores de 20 años salvo Solari), Pezzella, Boyé y Solari intentaron que no se noten tanto las ausencias. Obviamente el juego se resiente y también cambia el estilo de juego según la necesidad y las circunstancias. Como dijo Gallardo, hoy se necesitaba ganar para mantener la mentalidad del equipo, para que no entren ideas raras en la cabeza de los jugadores, para presionar a los rivales que perdieron puntos en esta fecha, para sacarnos a un rival directo que juega muy bien pero perdió varios puntos importantes por lesiones (Scocco y Tevez tuvieron sus primeros minutos luego de estar algunas fechas sin jugar), para que el periodismo no insistiera con sus malas intenciones y presiones, para que el equipo volviera a sentirse invencible (una coraza mental para los momentos de agotamiento y cuando las cosas no salen como siempre). Haber pasado el supuesto triángulo de las Bermudas (Lanús y NOB de visitante más los bosteros de local) sin perder (como cambian las miradas, en la semana hablaban de 4 partidos sin ganar y ahora hablamos de no haber perdido contra rivales directos), mantenernos como el equipo más goleador y menos vencido y tener una pequeña ventaja, nos convierte a la vista de todos en el más serio candidato al título (siempre sabiendo que este plantel no se desvía del objetivo y que tienen claro como se puede llegar al bicampeonato).

Gallardo lo explicó muy bien después del partido (su claridad, facilidad para explicar los partidos y el buen análisis son parte importante de todos sus méritos), a veces el equipo puede ser superado o simplemente el rival impide que el equipo juegue como quiere hacerlo y en ese momento tienen que surgir las respuestas y atributos diferentes para no perder. Un equipo inteligente debe tener variantes y no ser dogmático. En este partido (así como en el partido contra los bosteros), Gallardo logró cambiar lo malo que se había hecho en el primer tiempo y cambió la táctica (no se encerró en sus gustos futbolísticos sino que buscó superar la adversidad del clima o de un equipo bien armado). Gallardo decidió que había que presionar mejor, ganar posiciones y en lugar de llegar con los toques, había que tirar centros. Una salvada espectacular del arquero, una en el palo que no entró de milagro fueron los avisos previos al gol de cabeza que demostró que no se había equivocado. El pésimo primer tiempo de Ponzio lo transformó en el eje de la levantada, la inoperancia de Rojas y Sanchez fue cambiando para volver a ser parte fundamental del engranaje defensivo/ofensivo, la inexistencia de Pisculichi (tal vez su peor partido) dejó su lugar al pibe Rodriguez (excelente rueda de auxilio para Ponzio) y Mora y Boyé (luego Simeone también ayudó a darle respiro al equipo) trabajaron constantemente para molestar e impedir la salida limpia (casi todo el partido debieron jugar la pelota al último hombre y empezar de muy atrás), aunque luego les faltó precisión y capacidad goleadora.
Momento fundamental del partido

El equipo no pudo ser vistoso ni superior pero se puso el overol y se mostró seguro (NOB apenas llevó peligro al arco de Barovero y a partir del gol, cuando deberían haber atacado alocadamente, fueron bien controlados). No es de extrañar que las figuras millonarias estuvieran por el lado defensivo y no por el ofensivo (como estuvo pasando en la primera parte del torneo). El pésimo primer tiempo (Gallardo se volvió loco en el banco de suplentes intentando que el equipo reaccionara) dio lugar a un segundo tiempo aceptable y con méritos ¨extraños¨ para este equipo. En el primer tiempo casi nadie hizo buen pie (Boyé apenas inquietaba pero molestaba, Barovero sacó un gran mano a mano y poco más) pero en el segundo Ponzio encontró la ubicación (antes le ganaban mucho la espalda y avanzaban muchos metros con pelota dominada), el resto ayudó y el equipo se cerró bien defensivamente (sin estar encerrados en el propio campo de juego). Mercado y Maidana ya juegan de memoria y tienen mucho oficio, Pezzella recuperó la confianza y categoría (esa que había perdido luego de su lesión hace unos años) y FM6 se afianzó (le cuesta mucho defender en el lateral y volver cuando se va en ataque, varias veces se siente superado y está a segundos o centímetros de cometer penal pero la confianza que se tiene permite que sea una pieza importante a pesar de todo). Ayer hasta Barovero volvió a parecer el arquero impasable.

Era un partido complicadísimo, un partido en el cual el ¨puntito¨ hubiera sido un negocio excelente pero la victoria es un golpe durísimo para los rivales directos (todos jugaron de local ante rivales supuestamente más débiles y terminaron alejándose) además de fortalecernos y darnos una interesante ventaja. El calendario de partidos es tan exigente que el equipo dormirá en Rosario, harán trabajos regenerativos a la mañana y viajarán recién a la tarde pensando que el miércoles habrá que viajar a Paraguay. Los rivales más temibles parecen ser el cansancio, las lesiones, el calendario y los llamados a la selección (siempre y cuando no se subestime el torneo). El equipo está justito en el límite del bajón pronunciado o mantener la superioridad, los partidos habrá que jugarlos e intentar que nadie nos supere. Todos sienten que el paso de ayer fue fundamental pero no es definitorio porque aún falta mucho. Ahora hay que pensar en Paraguay para intentar mantener la senda triunfal. 

Buen lunes y buen feriado para todos...

Por Charro.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

tuve la suerte de charlar brevemente con el Muñe en un consultorio donde se atiende la mujer,me sorprendió su precisión y léxico,hoy no me sorprende su éxito.Creo que con el plantel de los 90 ,en el que jugaba,hacía un desastre,más éxito que el sr pro gobernador de La Rioja..

Anónimo dijo...

en el medio no había piernas..Piscu flojo,no tenía con quien jugar..Morita se mata pero es desordenado..Boyé tiene futuro..El negro estaba muerto..Ponzio hace lo que puede,hoy un amigo nada riverplatense me decía que sin Kranevitter es otro equipo,es cierto.Vi jugar a Ledesms en el bicho,se fue a tiempo,es una sombra..

NIcolas Salerno Ercolani dijo...

Hace mucho tiempo decía que el déficit de River era poder jugar bien al futbol, independiente del resultado. Para el partido de ayer estaba convencido que era importante ganar, como dice Charro para correr ciertos fantasmas y sobre todo para seguir dotando de mentalidad ganadora a un equipo que ciertamente tiene muy poco recambio para ejercer el futbol exquisito que sostuvo en las primeras fechas.
PREGUNTA: ayer no jugo Balanta porque fue a la selección o por desicion técnica?
saludos y a disfrutar otra semana

Enrique dijo...

Balanta se fue con la selección colombiana.

Asbel Lhant dijo...

ojala Teo y Balanta vuelvan pronto y con las mismas ganas.

Saludos a todos.
VIVA RIVER!!!!

Hernan Dardes dijo...

Al margen del lavado de cabeza del entretiempo, los últimos 10 minutos (últimos 5 si querés) del primer tiempo ya el equipo se había plantado mejor en la mitad de cancha. Gallardo es muy inteligente y lee muy bien las cosas. El otro día lo de Pezzella de 9 fue una correcta lectura que una corazonada. La lógica indicaba que sin Balanta ni Vangioni, FM siga de 6 por el 225 y juegue Urribarri. Sin embargo sabía que Newells va mucho por afuera, que Pezzella estaba en gran nivel y lo probó de 6 contra Central. Funcionó y el domingo armó la defensa en consecuencia.
El trabajo de Ponzio cuando entró el pibe Rodriguez dejó en claro algo que creo ya sabemos: es más doble 5 que para jugar solo.
La ventaja de 4 puntos ayuda mucho y deja un mínimo margen para arriesgar. Un mal resultado en Paraguay posibilitaría alguna rotación contra Belgrano con la punta asegurada. Igual es una suposición, estimo que los primeros en querer jugar todo son los propios jugadores.

Anónimo dijo...

Yo me la jugaría en Paraguay, este sistema de eliminación hace que si haces un par de goles de visitante, de local puedas jugar relajado. De todas formas me parece mejor jugar primero de local y luego de visitante, al reves de lo que era la vieja libertadores.

Alguna vez tuvimos en la misma formación 4 defensores que cabeceen tan bien como FM6, Pezzella, Maidana y Mercado?

Saludos
Aledb