"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 6 de octubre de 2014

El chancho en el barro, la única forma de llevarse un punto

Un festejo bien de River Plate...

La sensación final es clara, los hinchas de River Plate nos quedamos calientes por perder 2 puntos mientras los bosteros festejan el puntito. La sensación no cambia aún cuando la realidad indique que River Plate sigue invicto y puntero mientras los bosteros han quedado muy lejos de la lucha por el título. ¿cúal es la razón para esta sensación amarga cuando la realidad se muestra tan prometedora? La bronca de quien se sabe muy superior y que sabe que en cualquier otro escenario era imposible no estar 2 goles arriba. En el desorden de un calendario en el cual River Plate no tiene fechas libres (2 partidos todas las semanas hasta fin de año si pelea en los 3 frentes), en el que debe jugar prescindiendo de jugadores que se van con la selección y en el que debe aceptar los jueces que exigen los bosteros (una continua derrota en AFA), también se debe aceptar jugar en campos de juego que no están en condiciones debido al clima. Los bosteros rezaron por un campo de juego como el que tuvieron y River Plate no tuvo más remedio que aceptar las condiciones, ese campo de juego estaba más cerca del waterpolo que del fútbol.
Gallardo rogando que pare un poco la lluvia

La lluvia fue permanente (nadie se dio cuenta si frenó en los minutos finales o si esperó el pitazo del árbitro) y por momentos muy intensa, sin embargo nada empañó la fiesta de la tribuna. Una pena que todos los preparativos chocan con lo que sucede en el campo de juego. River Plate intentó jugar y mostrar su estilo pero esto fue imposible porque el campo de juego estuvo más cercano a ser una pileta que una cancha de fútbol. El campo aguantó la inclemencia (siempre se vio el pasto pero la pelota se frenó en los charcos que había bajo ese pasto) pero no logró drenar todo el agua que recibía. El agua fue el protagonista y nos robó el espectáculo. Todos intentamos pero la lluvia fue superior. 2 millones gastados en operativo (¿un buen motivo para no suspender el partido?, 1200 policías, 450 seguridad privada, gendarmería, 4 cámaras de vigilancia nuevas...), 4 o 5 gendarmes y camioneta en cada esquina a lo largo de varias cuadras del Monumental; la policía brilló por su ausencia (casi no se los vio en la cancha) pero cobraron una suculenta suma; el público que volvió a llenar y a mojarse, que volvió a brindarse por el espectáculo dando color, aliento y música a una tarde que pedía una taza caliente, abrigo y refugio (40 mil personas mojándose durante horas y sin importarnos, no es algo habitual); los jugadores que estaban predispuestos a jugar pero era imposible asociarse sin que la pelota se quedara clavada en un charco; los jugadores bosteros pintando todas las paredes del vestuario con aerosol; los dirigentes haciendo la cena de camaradería e invitando a Ramón y Emiliano al palco para que vean el partido (por fin actuaron como debían después de tantos desplantes, esperemos que sigan de esta forma), las barras que decidieron no enfrentarse y dejar la pelea para un próximo capítulo (en la Centenario obligaron a hacer un hueco en memoria de los barras ausentes)... todos intentamos ser figura pero la lluvia pudo más.
Una constante del partido, Orión haciendo tiempo

El campo se veía tan bien que nadie entendía porque querían suspender el partido, sin embargo en la primera jugada del partido se vio a las claras que era imposible jugar, el pasto escondía una pileta que retenía la pileta y convertía cada jugada en un blooper. La pelota se detenía y los jugadores seguían de largo, imposible hacer jugadas asociadas o hacer pie, ganaba el mejor plantado y el que tiraba pelotazos. En ese escenario los bosteros se sintieron más cómodos y entendieron más rápido el plan de juego, pelotazos cruzados al pasar la mitad de la cancha o pasar la pelota al campo contrario mediante pelotazos de más de 50 metros. Los bosteros entendieron pero no llevaron peligro salvo el pelotazo al área que terminó en gol en la única pelota que se perdieron las marcas, luego de eso la táctica pasó a ser perder el tiempo alevosamente y sin la menor impunidad ni vergüenza. Amparados por un árbitro que le quedó muy grande el partido terminaron robándole al partido demasiado tiempo (en el primer tiempo solamente con el festejo del gol, el penal, un teatro de Orión en el piso y un defensor caído dentro del arco; se perdieron 10 minutos). 
Sanchez está habilitado sin embargo nadie habla de este gol mal anulado

River Plate tardó en acomodarse y cada vez que lo intentó recibió un duro golpe. Empezó con el sorpresivo gol, siguió el palo, luego el penal malogrado. El segundo tiempo empezó con una jugada inmejorable para que convirtiera Boyé, varios avances peligrosos, un árbitro culposo que inclinó la cancha (una vergüenza que estemos en manos de los periodistas que se convierten en jueces) pero con la seguridad que ya se había entendido lo que pedía el escenario. No se podía practicar el fútbol de este equipo, no se podía presionar y tocar sino que había que mandar pelotazos cruzados y pelear cada balón frente a los defensores que rechazaban toda pelota que veían cerca. El Muñeco se la jugó sacando a un defensor y poniendo a un delantero alto, luego volvió a arriesgar sacando al generador de fútbol y al que más estaba corriendo para poner a 2 pibes, uno con la intención de darle aire nuevo y el otro cambio arriesgadísimo (el mejor cabeceador, un defensor ubicado como 9 con la única intención de estar preparado para conectar algún centro). No era lo que se había planificado ni se había soñado pero era lo que pedía el partido y, por fortuna, los hechos le dieron claramente la razón. El gol fue muy aliviador pero como diría el propio Pezzella (aún con la bronca de no haber ganado), no sirvió para nada (cuando se nos vaya la bronca todos reconoceremos que al menos no se perdió el partido ni la punta del torneo).
Mala leche Orión se lamenta otra vez... y Teo se lo grita o agradece

Todos sufrieron el partido, Barovero nunca se pudo acomodar para sacar (intentó salir jugando pero no podía arriesgar a que la pelota quedara corta, no se animó a tirarla muy lejos temiendo el resbalón. Los saques de arco deberían haber sido hechos por un defensor) y casi protagonizó un blooper (Mercado rechazó mal y cuando la fue a buscar, la pelota picó mal y casi se le mete al arco). FM6 sacó muchísimo y tiró el centro para que Pezzella marcara su gol pero cometió el pecado de querer salir jugando cuando era imposible (por eso terminó expulsado), Maidana fue el más inteligente mientras que Mercado supo ganar muchas veces con el cuerpo pero perdió otras tontamente. Ponzio volvió a ser un buen 5 (especialmente en el segundo tiempo, se lo ve comprometido con el mensaje del DT y muy concentrado en su trabajo) y Sanchez y Rojas volvieron a ser los mejores (mucho trajín y mucho pelotazo cruzado, fueron los que mejor entendieron que no debían trasladar, que debían pelear, robar y buscar rápidamente al delantero. Lástima que Rojas perdió la marca en el gol). Pisculichi volvió a ser eje y muy inteligente en el juego pero en estas condiciones no se pudo destacar, mientras que arriba Mora y Teo pelearon y molestaron pero no pudieron ganar. Probablemente Orión también merece un párrafo aparte. Era la figura del partido (se tiró al piso cuantas veces pudo, ganaba metros increíbles en cada tiro libre e hizo tiempo como arquero de equipo chico) hasta que volvió a regalarnos un gol (es el tercero, se suma al de Ponzio y FM6).
La fuerte lluvia y el color del Monumental

Una vez más volvieron a mostrarse los estilos y volvió a demostrarse que son 2 formas de ser y pensar. Ellos festejaron su puntito, quisieron ganar como sea, eligiendo árbitro, haciendo tiempo exigiendo que se juegue aunque sea en las peores condiciones. Nosotros estamos calientes por no haber ganado, seguimos punteros e invictos, lamentando el no haber tenido la oportunidad de jugar con la pelota al piso, bancándonos las pésimas decisiones del árbitro (anuló un gol lícito e inclinó la cancha cobrando faltas absurdas pero debemos bancarnos que los bosteros lloren por un penal que solo se veía en TV que no fue y encima fue malogrado). Así somos...
Una imagen permanente del superclásico de ayer; charcos y jugadores chapoteando

Lo importante ahora es volver a concentrarse y no dejarse caer. Es increíble como un mal calendario y condiciones adversas pueden condicionar un futuro. Hubiera sido terrible pensar en que se dejó la senda triunfadora y tener que ir a Rosario compartiendo la punta sin varios titulares, con una derrota en el clásico y 2 empates y tal vez eliminados de la copa argentina que ya está más cerca de ser una molestia que de una copa para las vitrinas. Ese gol de Pezzella podría ahorrarnos varios problemas de cara a la mentalidad del grupo ante la cantidad de barbaridades que podrían decir.
Un grupo unido siempre se da una mano... ¡fuerza Krane!

Por Charro.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Estaba seguro que no se perdía, pero sí nos iba a costar mucho empatarlo, como costó.

Lo bueno es que por segunda vez consecutiva, con el resultado abajo y la cancha inundada, con dos dt´s del mismo palo, pudimos, al menos, empatarlo. No es lo ideal, pero es una buena muestra de caracter.

La jugada del gol anulado, en rigor, se anula antes que Teo defina, para mi no era dudosa, era claro que Sánchez no picaba en offside. Y la jugada del penal, el referi fue consecuente a lo que vió, mano y roja...esta bien, el asunto fue que no la tocó con la mano, igual el boludo de Mora se encargó de hacernos sufrir más de lo previsto.

Me gustó la actitud del equipo, en este y en otros clásicos anteriores también, de pelea constante, de fajarse durante todo el partido y arruinarles el juego que ellos proponen.

Saludos
Aledb

pelotín dijo...

De acuerdo en general:
El partido no debió haberse jugado.
El estado de la cancha favoreció a Boca, porque anuló el juego de River.
Además, Boca se agrandó al encontrarse de pronto con una situación favorable inesperada. Si ya no tenían nada que perder, menos todavía con la cancha así.
Pero Boca supo jugar el partido. River no. Hicimos pases de más. No quedaba otra que darle para adelante fuerte, atrás y adelante. El gol vino así (los dos, en realidad).
El árbitro se equivocó en un penal muy difícil de ver (Víctor Hugo decía que había sido viendo la primera repetición; después no). Y en un offside también muy difícil de ver. Pero el resultado fue que perjudicó más a Boca por la expulsión de Gago, que River no aprovechó.
River dio otra muestra de carácter en un partido que parecía se iba inevitablemente.
Estamos bien. Seguimos. No pasa nada.

Anónimo dijo...

NO FUE MANO NO FUE PENAL NO FUE CORNER LA TENES ADENTRO BOSTERO

NIcolas Salerno Ercolani dijo...

indudablemente el protagonismo del partido se lo robó la lluvia, que creó condiciones atípicas para un partido de futbol.
Aún en ese desastre, fuimos supriores: más situaciones de gol (bosta pateó dos veces al arco nuestro) mas disposición y con los cambios lo fuimos a buscar.
El penal no fue penal y el bostero estaba mal expulsado. Creo que en algunos pasajes del ST jugamos con cierto nervio, pero coincido que entendiendo mejor como jugar, aunque a veces abusamos del pelotazo frontal, cuando debíamos buscar mas cruzado de los costados
hasta el momento fuimos superiores a todos nuestros rivales, en resultado, planteo y carácter, no hay duda que seguimos siendo los mejores del campeonato

Hernan Dardes dijo...

Está claro que el desastroso fixture fue el que nos obligó a jugar en condiciones lamentables. Lo de Vigliano fue impresentable y condicionante, para los dos. Desde el momento en qe decidió jugar (presionado o no, tiene la última palabra) hasta el penal inventado, la expulsión consecuente, las expulsiones que no fueron (Mercado, Erbes), la manera en que permitió hacer tiempo a Orion, principalmente, pero lo mismo sucedió en cada lateral y cada tiro libre a favor de ellos. Yo creo que tanto Teo como la defensa de voka sigue la jugada anulada a Sanchez, para mí cuenta como gol anulado. Hay otra en la cual Mora define contra Orion que sale laxo, sabiendo que no valía (una jugada en el primer tiempo en la cual el árbitro no da ley de ventaja que terminaba en ese mano a mano, y que se cuenta entre los errores groseros)

El segundo tiempo River por momentos jugó partido. Solari, Teo, Pezzella, Mora y Boye en linea contra los últimos de ellos y pelotazos. El problema era que los otros quedaban muy separado, y cada rechazo de la defensa (casi todas, excepto el gol) les quedaban a ellos para salir. Se empató así, es cierto, pero se notó el equipo largo.
Dicho esto, desde ya, con todos los atenuantes del caso.
Por último: teniendo a Sanchez, Ponzio y Pisculichi, River no pateó de afuera. Y estaba para intentarlo.

Anónimo dijo...

Hernán, me ganaste de mano...faltó mucho el tiro de afuera, más en estas condiciones. Me gustaría ver como patea FM6 desde lejos, es bien "caballo" o agujerea el arco o tira abajo la tercer bandeja.

La explicación que encuentro a la falta de tiros de afuera es que debido a que el agua frenaba la pelota, no se podían acomodar para pegarle, porque siempre llegaba un tipo a tapar.

El mejor de ellos fue Meli, que, me pareció a mi, es un autito chocador.

Saludos
Aledb

Centrojas dijo...

Curioso caso el de Ramiro en los clasicos oficiales

sino me equivoco jugo 3 (en el primero se lesiono, el segundo lo definio y el de ayer expulsado)

Marcelo dijo...

Centrojas
estás en lo cierto con el historial de Ramiro frente a los bosteros.
En cuanto al partido en sí, todo esta dicho y concuerdo, con el agregado de que contra "estos" antes este tipo de partidos los perdíamos, la presión le jugó una mala pasada al pibe Boyé, dispuso de 3 chances claras y las dilapido, se que parece mejor jugador que Simeone, pero el cholito es mejor definidor, y con este estilo de juego tendría más chances de gol, es un elemento para tener en cuenta considero.
Saludos, y a pesar de todo, seguimos punteros e invictos carajo !

Agustín Ovejero dijo...

Horrible que se haya jugado así. Pero ante la presión de le tremenda venta de entradas, del operativo policial y de la ganancia de FPT con este partido, debimos ceder y desde el vamos se sabía que nuestra idea de juego no iba a dar resultado.

Boca entendió rápido como se debía jugar y cada pelota parada era una jugada a todo o nada para cada equipo. Ellos como siempre con la tremenda suerte de embocar las pocas que tienen. Nosotros sufriendo con cada chance a favor. Horror arbitral en el penal, lo expulsan a Gago, Mora erra el tiro y da con la fórmula exacta para los bosteros: defender con toda la garra, terminar sobreestimando "los huevos" de sus jugadores y dejando gente para la contra. Corolaria la queja eterna bostera, si ganaban era a pesar del árbitro, "la paternidad", "la camiseta", y demás chamuyo.
Nuestro equipo siempre fue para adelante y lamentablemente la inexperiencia de algunos de nuestros jugadores nos pesó en contra como FM6 al momento de ser expulsado, o Boyé para definir las chances a favor (la última del partido con un cabezazo de frente el arco que se fue por arriba). Ahora para colmo se vienen partidos en instancias definitorias, con más bajas en el plantel. Se resiente el equipo en la parte izquierda por las convocatorias de Vangioni y Balanta y la expulsión del Melli. Esperemos que como siempre el equipo pese a los nombres responda con carácter.

MariaMillonaria dijo...

No se debería haber jugado. Somos muy boludos en no haber logrado la cancelación...
Ojo, tal vez era una locura porque la gente se iba a desquiciar... Horas y horas bajo el agua y de pronto la voz del estadio te avisa que te tenés que volver a tu casa.
Oooooooootro tema: alguien me puede explicar que hacían los suplentes de los bosteros calentando delante del banco de River??? No entiendo como no los sacaron a patadas!!!
Bien que seguimos invictos y seguimos punteros, pero no aprendmos más a como jugar contra bosta. Siempre lo mismo, siempre terminamos entrando en su juego. Los tipos tienen un tarro a prueba de balas y este partido es un claro ejemplo!!! Patearon 1 vez al arco y nos embocan!!!
En fin... ahora hay que empezar a ganar!!! 3 empates seguidos fue suficiente
Saludos!
MariaMillonaria

gabriel dijo...

Les salio el dia perfecto, desde el vamos.Con una cancha en la que nosotros no podiamos dar 3 pases seguidos, era logico que el juego se nivelara para abajo.Es decir para lo unico que ellos saben hacer, revolearla bien lejos para que alguno la pesque y especular con alguna contra o una pelota parada.Y cantaron bingo en la primera bolilla nomas...Recuerdo haber dicho:" como carajo hacemos un gol ahora?"; no contaba con la chispa de Gallardo, para pensar lo que a nadie se le ocurria y al BURRO que tienen en el arco y que otra vez jugo para nosotros, equivocandose.Estamos dolidos, porque la oportunidad era unica, creo que no eramos pocos los que pensabamos en hacerles 4 o mas goles.Quizas mas adelante en el año nos volvemos a ver y en condiciones normales,imponemos nuestro juego.Hay que volver a ganar rapido otra vez y salir de esta meseta.El sabor que queda es agridulce.Nos quedamos con las manos casi vacias, pero el torneo local sigue y todos los equipos estan muy fuertes e impredicibles.Vi Racing y Rafaela, como ejemplo nada mas, ya que son dos escollos que nos quedan.Y todo va a ser durisimo hasta el final...

Gustavo dijo...

Tal como se preveía en la semana previa, la lluvia y el pésimo estado del campo era lo único que los podía salvar. Hacía muchos años que no nos encontrabamos 2 o 3 goles arriba de ellos, creo que esto es lo que lamentamos hoy todos los hinchas riverplatenses, no haber podido plasmar nuestro juego y superioridad futbolistica en la cancha. Otra vez, como otras tantas veces, el hijo bobo necesitó una manito de arriba para zafar.
Bien por el equipo, que pese a todo siempre tuvo la ambición por ganar (manifiesto desde el minuto 1) e intentó siempre jugar (aunque más de lo que se podía).
Párrafo aparte para el pibe Pezzella, el de los goles importantes, el de los goles "gana puntos".

Abrazo
Gustavo desde Neuquén

Hernan Dardes dijo...

Ramiro puede jugar por 225 en Rosario?

Nico dijo...

Hace mucho que no opino por estos pagos, así que, aquí estoy.

Asegurar que en condiciones normales les ganábamos me parece demasiado. Yo creo que el estado del campo emparejó las chances para ambos. Está claro que con la pelota en los pies, River es más, pero ellos, a mi entender, iban a jugar como nos jugó Lanús (equipo corto atrás y salidas rápidas con pelotazos cruzados a los extremos para ganar espaldas). Por lo tanto, la lluvia y los charcos también entorpecieron su estrategia.

No olvidemos que el nuestro gol fue gracias a que se le escapó la pelota a "Mantequilla" Orión.

Lo positivo del año es que en ambos clásicos por los porotos, el final que casi siempre sufríamos nosotros (por lo menos en las últimas dos décadas) lo soportaron ellos. Esto me alegra y me da esperanzas de cara al futuro.

Por último, y como dice Charro en el último párrafo, el gol de Germán despejó un montón de dudas que se hubieran creado si perdíamos este partido. Considero que el panorama es bueno y favorable más allá de las ausencias claves durante estos tres partidos que se avecinan. Hacerse infranqueable de local, como hasta ahora, será verdaderamente fundamental de aquí hasta el final del año.

Doy gracias a la vida por ser hincha de River. Mientras que ellos son, cada vez más, todo lo que no queremos ser.

Saludos,
@nicolinov

Anónimo dijo...

Visiten EL MONUMENTAL EN FOTOS: http://facundocarp.wix.com/elmonumentalenfotos

Si les gusta comenten y compartan a sus amigos millonarios!

Anónimo dijo...

los dirigentes no querían jugar..decidió Vigliano..ni la Tv