"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

miércoles, 15 de octubre de 2014

Entre la venta de humo y la mesura

¿Una cuestión de ubicación?

En estas semanas, especialmente cuando no se dieron los resultados aplastantes, surgieron varios temas que daban más la impresión de ser venta de humo (especialmente por el momento en que surgieron) que de ser información. Una vez que volvieron los resultados importantes, las declaraciones empiezan a sonar más mesuradas. Me gustaría saber si es una idea personal o si realmente es una forma de operar.

A fin de mes pasado surgieron 2 temas que duraron poco en los medios pero taparon cualquier otro tema. Por un lado salió a hablar el abogado del club, Ignacio Villarroel, confirmando que hay varias pruebas que podrían implicar que el ex presidente DAP vaya a la cárcel (ver para creer), en respuesta a estas afirmaciones, el abogado de DAP también dio su opinión y dijo que esto sería imposible. Extrañamente el tema no se ahondó y quedó ahí, sirvió para que los medios partidario y luego los medios nacionales, tuvieran 3 días de fuertes títulos y nada más. A los pocos días el tema fue la intención de ampliar la capacidad del Monumental (80 mil personas sentadas, o sea unas 20 mil personas más a las actuales. Es muy interesante ver que el video de la nota es parte de la campaña electoral y está siendo reflotado a fin de septiembre). Este tema fue reflotado la semana pasada aunque en ningún momento se dice como se hará (semejante obra valdrá muchas decenas de millones de dólares por lo cual está cantado que como mínimo estaríamos hablando del ¨naming¨ del estadio, varios inversores, ventas anticipadas de palcos y algunos rubros más peligrosos) ni cuando (apenas nos dicen que se hará en la próxima gestión, o sea que será el caballito de batalla para las próximas elecciones junto al deseo de presentar varios títulos futbolísticos y un mejoramiento económico), más teniendo en cuenta que el club supuestamente no tiene plata ni para pagar la cuenta de luz o comprar papel y jabón en los baños o bidones de agua para beber. Hablan de duplicar la capacidad de palcos (toda la parte media de los laterales pasarían a ser palcos) y lo más probable es que el tema se haya reflotado para desviar la atención de la venta de entradas para el superclásico (tanto la previa, cuando se vendió en un minuto el remanente de 6 mil entradas y no se discutió el abono obligatorio ni la reventa, como en el post partido cuando se supo de algunos casos de reventa y estafa, los más brutales y poco comentados fueron los de la barra con hinchas de distintas filiales, quienes vinieron pero recibieron entradas falsas a un altísimo valor y no pudieron ver el partido).

Las declaraciones de ayer del presidente fueron duras (o mejor dicho fueron criteriosas y claras pero sin escaparle a los temas que les plantearon) y no se refirieron a sueños o promesas difíciles de cumplir que también se podría llevar el viento, sino que prefirió hincarle al hueso de los temas complicados del club (como debería hacer siempre un presidente). Para empezar aclaró su postura respecto a un punto doloroso para los hinchas como es la decisión de no querer volver de D´Alessandro. No fue condescendiente pero tampoco huidizo, simplemente intentó poner los puntos sobre las íes y en el futuro deberá demostrar con hechos sus palabras (aclaró que el Cabezón tenía las puertas abiertas pero prefirió la comodidad, tranquilidad, idolatría y excelente pago de su club en Brasil, con el cual es imposible competir; no le recrimina su decisión pero también aclaró que el jugador nunca quiso venir por las razones antes mencionadas). Luego dio su punto de vista sobre la situación de Cirigliano (parece que su representante lo convenció para que presionara a la dirigencia para quedarse en Europa y el presidente le explicó que lo único que conseguiría era quedarse como ¨jardinero¨ del Monumental durante un año). Aparentemente, el jugador cambió de representante para no seguir chocando con la dirigencia y poder jugar en el club mientras espera que se le vuelvan a abrir las puertas europeas.

El último tema (el más áspero de todos) fue acerca de las declaraciones que había hecho el Beto Alonso sobre el trabajo de Ramón Díaz y Gallardo al frente del plantel. Lamentablemente el Beto no suele tener filtro y no mide las consecuencias de sus opiniones y tampoco tiene en cuenta que ahora es parte de la actual administración por lo cual sus palabras tienen, además del peso de quien las dice, parte de la visión dirigencial. El presidente intentó explicar esto y al mismo tiempo explicó que no coincide con la visión del ídolo. Las palabras me resultan muy oportunas para frenar la andanada de insultos o broncas entre quienes idolatran a Ramón, los que idolatran al Beto y quienes no conocieron la carrera futbolística del Beto (se quedan con sus declaraciones habitualmente polémicas y no respetan al ídolo que tanto le dio al club). Por un lado es bueno haber puesto un freno a una idea que no beneficia a nadie y crea una polémica sin sentido y enorme y por otro lado parece que el presidente recapacitó acerca de su postura respecto al Pelado (esta fuerte defensa a Ramón se une a la invitación para ver juntos en el palco el superclásico). Supongo que nunca serán amigos pero al menos es bueno ver que mantienen el respeto que merece (y que el hincha pedía) la representación que tiene cada uno frente al hincha.

Veremos que nos deparan los próximos días...
Imagen: la página millonaria
Por Charro.

3 comentarios:

Hernan Dardes dijo...

Cuando la compaña recién empezaba y Brito parecía tener pretensiones de encabezar una lista (bueno, se veía que no le daba, pero para negociar debía mostrar que sí tenía esa pretensión), fui a una reunión en la que habló de un proyecto de expansión del monumental bastante similar al que se viene hablando: la prolongación de las plateas para acercarlas al campo de juego. Brito mostró unos papeles de un estudio italiano (que había reformado estadios importantes de allá, no recuerdo bien, pero podrían ser nombres como Juventus o similares) y que había desestimado la posibilidad de la reforma. Que el tratamiento de los suelos blandos y algunas otras características hacían inviable el proyecto. O bien casi tan costoso como levantar un estadio nuevo.
Tambié recuerdo que en la campaña anterior Passarella habló de un desgaste importante en la estructura de la tribuna Centenario Alta y que había que tirarla abajo y hacerla de nuevo.

Mas allá de que son expresiones en campaña, que se guardan en un cajón y se desempolvan cada tanto, cada vez que se vuelve sobre la idea me sobrevuela más la idea (dolorosa por el componente emocional)de que resultaría más económico y beneficioso un estadio nuevo.

Con respecto al Beto, un amigo de San Lorenzo siempre me dice que con él nosotros tenemos a nuestro Sanfilippo. Yo no dejo de escucharlo, a veces me identifico con lo que dice, pero por lo general no. Me quedo con la pelota naranja y unas cuantas, muchas, otras hazañas.

Enrique dijo...

River va a ser la sede de los JJOO de la juventud de 2018, o sea, imperiosamente se llevará a cabo una renovación pero lo que nunca podrán hacer es sacarle la pista, por lo menos hasta el 2018. Los que alguna vez fuimos a la Sívori o Centenario baja, saben que no se ven las áreas ni la línea de fondo de enfrente, imaginen todavía más abajo por más que bajen un poco la cancha.

Marcelo dijo...

Concuerdo con Enrique en cuanto a la visión de las tribunas bajas, e interesante lo que aporta Hernán en cuanto a los costos de reformar o hacer un estadio nuevo.
Yo opino que el estadio debe actualizarse, de una forma u otra.
En cuanto al tema de las entradas truchas con las filiales antes del encuentro de Boca estuve con 2 muchachos que volvían luego de ser rebotados en los ingresos y era tal el malestar que me produjo, que por un rato me puse en su lugar y me desenchufe del partido, la corrupción es tremenda y no tiene fin.
El beto al que banco como jugador tiene que empezar a tener más filtro y darse cuenta de los "momentos", este es uno de tranquilidad y el mete ruido sin sentido.