"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

viernes, 3 de octubre de 2014

Muerto F5, bienvenido...

Muchos pagarán fortunas por estas entradas que nada tienen que ver con los carnets de ingreso

Quienes tuvimos la suerte (?) de ser obligados a pagar antiestatutariamente un abono por ver a River Plate, ayer festejamos el no haber tenido que hacer F5.  Parece un hecho menor que para conseguir algo mínimo como no ser maltratados, debamos festejar que se hayan violado nuestros derechos. Es cierto que ya no debimos estar horas frente a la computadora ni debimos sufrir como condenados hasta tener la seguridad de poder ver el superclásico en el Monumental, es cierto que ya tenemos nuestro lugar en el Monumental (en forma de abono y no como parte de un derecho), tan cierto como que nos obligaron a pagar por ello cuando el Estatuto lo prohíbe (¿pero todos estamos felices?). Tampoco importa que la misma gente que instaló esta medida antiestatutaria (solo hay que leer el Estatuto en su artículo 25, punto e) haya mentido alevosamente a sus votantes y al resto de los socios (en campaña dijeron que no lo harían y cuando DAP propuso hacerlo le saltaron a la yugular diciéndole que era un bostero que quería la cancha vacía y blablablabla). Un sistema que permite la reventa en forma mucho más controlada y engañosa (siguen los revendedores en la calle, aunque lo hagan en menor cantidad y menos alevosa). Todavía no entiendo porqué se venden entradas en la tribuna Centenario cuando hay socios que se quejan que no pudieron comprar su abono (aducen que hay más gente que lugares pero se guardaron lugares para vender en la previa a los partidos. No entiendo la razón).

La famosa doctrina del shock en su máxima expresión, nos la dieron bien dura y ahora festejamos porque nos duele menos pero ya no pensamos que avasallan nuestros derechos. Todo esto hablando desde el cómodo sillón de quien consiguió su lugar en el Monumental cuando salió a la venta y no debió sufrir por conseguir un lugar ayer. Quienes decidieron no pagar por algo que debieron recibir por derecho, ayer debieron ver nuevamente (como pasó en la última década) como se desvanecían sus oportunidades de ir a la cancha en algo así como 100 segundos. La famosa pantomima de los últimos gobiernos se volvió a vivir ayer. 6500 lugares desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos mientras la dirigencia hacía silencio y desaparecía. Esta vez reaparecieron para avisar que no aceptarían la reventa y harían todo lo posible (?) para impedirla. Amenazan con denunciar e iniciar acciones legales contra portales que promocionen la reventa de entradas pero con las medidas tomadas permiten que esto pase (aunque es cierto que ante la desesperación del hincha y la ganancias brutales que se obtienen, se vieron maniobras muy burdas como la impresión de entradas truchas que no tienen nada que ver con los carnets que serán necesarios para entrar). La reventa anticipada (ayer se pusieron a la venta las entradas porque aún no se sabía si suspenderían la tribuna Centenario alta, sin embargo en varios portales iniciaron la reventa previamente) fue muy trucha y a precios exorbitantes (diríamos que a precio dólar blue; como para seguir con las cuestiones ilegales), salvo en los casos en los que ofrecían los carnets (se escuchó de casos que pedían $ 1000, más $ 600 y fotocopia de DNI como forma de garantía para asegurarse la devolución del carnet). Al hacerse conocido este hecho (era obvio que pasaría), salieron a avisar que se exigirían el carnet de socio y el de abono para verificar la identidad (como debería ser siempre). Ojalá castiguen duramente a quienes se aprovechan de la pasión de los hinchas.
Felices por pagar...

En medio de todas estas inmoralidades y/o ilegalidades, aparecen otros hechos difíciles de controlar como el ingreso en malón de los barras (tarea en la cual debería ayudar la policía), la falsificación de entradas, las entradas de protocolo que duplican ubicaciones (falsificación que debe venir desde adentro del club), las coimas a los que controlan el ingreso de público, las avivadas de los policías que dejan entrar a conocidos, las más de incontroladas 6 mil entradas de protocolo (sobre las que no hay control y sobre las que nadie habla porque algunas de ellas van a periodistas para que hagan sorteos o se sientan importantes haciendo entrar a amigos y así los silencian), los barras que tienen carnets (imposible que haya pagado su abono pero están capacitados legalmente para ingresar)...

Como poníamos en otro posteo, el negocio de la barra es infinito y por ello se matan, de la misma forma que varios dirigentes, por la misma razón, roban sin piedad y con total impunidad. A nadie le interesa publicar un listado de quienes tienen la ubicación para ingresar (así se podría ver quienes tienen condenas o prohibición de ingreso o se sabría cuando hay duplicación de asientos) como a nadie le importa controlar el ingreso de hinchas. 

Para algunos nada ha cambiado, para otros nada es igual. Para algunos ya todo está bien y para otros sigue todo igual de mal. Lo único que se puede asegurar es que cambió la metodología pero siguen las irregularidades.


Por Charro.

4 comentarios:

Enrique dijo...

Una cosa, hasta la época de Santilli no era libre solo la popular y las altas había que pagarlas? Si mal no recuerdo, Dávicce, en los primeros años de su gestión, hizo un aumento de cuota y a cambio abrió primero la San Martín y años después la Belgrano.

Emiliano de Moreno dijo...

El que quiera pagar millones por una entrada que se joda por ignorante hijo de puta...porque la pasión tienen un límite...hay que razonar un poquito...Charro tenés razón en todo lo que decís pero a veces la culpa no la tiene el Bostero sino quien le da de comer.

Hernan Dardes dijo...

Me la pasé denunciando post en ML, alertando de la estafa en la parte de las preguntas (lo cual me significó una prohibición del sitio para vender por una semana. Como dice Brecht "pero como yo no vendo, igual no me importó"). Pero además obteniendo datos que hizo posible identificar algunos socios, que probablemente sean los perejiles. Los profesionales ofrecían protocolos y no Centenarios obtenidas en el sitio.
La cuestión es que lo publiqué en FCBK y se contactó un miembro de la fiscalizadora para pedirme la foto y denunciar al socio en cuestión, o al menos abrir un sumario. Hubo un par más de rastreos por teléfono, pero obtener los datos era más dificil. Y muchos (la mayoría diría) de los links correspondían a entradas falsas. El que haya querido entrar, allá él.

Enrique dijo...

Politica en River dice que enganchó a un jugador de reserva revendiendo por facebook, fuiste vos?