"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

viernes, 6 de marzo de 2015

Mal barajado y cuesta arriba

Hermoso gol de Sánchez (después de haber perdido un par)

Así como podíamos decir en la Sudamericana anterior que tuvimos algo de buena suerte con los resultados y otro poco de buena suerte con los lugares de visitante, en esta Copa Libertadores se puede decir que todo salió mal desde el primer minuto. En el sorteo no nos tocó el grupo de la muerte pero nos tocó el grupo donde más hay que viajar, el rival más lejano y el rival que juega en una altura que complica mucho. Sabíamos que empezaríamos en la altura y luego jugaríamos de local con el rival más complicado (encima se elige una terna brasileña para dirigirnos). El escenario no fue el mejor (¿mucha mala suerte o poca influencia en el ¨sorteo¨ y la elección de árbitros?) pero nosotros nos encargamos de complicarlo y hacerlo más difícil. ¿A quién se le ocurriría dañar tanto el campo de juego como para dejarlo peor que un potrero? Nosotros somos tan vivos que hicimos todo lo posible para dañar la cancha, darle ventajas a los mexicanos y para colmo de males les regalamos una jugada de gol minutos antes de terminar el primer tiempo (momento hasta el cual no habían pateado al arco).

La superioridad del plantel hizo creer a todos que todos los problemas que pudieran surgir estaban salvados, no importaba la altura, ni los arbitrajes, ni los rivales, ni presentar el campo de juego en un estado más que lamentable y vergonzoso; todo lo debería salvar este plantel... pero la copa Libertadores es así. Los mínimos detalles hacen la diferencia y hay que saber los momentos donde, cuando y a quién se debe gatillar (?). River Plate por el momento no hizo nada como para convertirse en candidato o clasificar con seguridad.

Un desahogo y el gesto de un guerrero (que feo queda el parche de la Libertadores)
Ayer al equipo le costó acomodarse, le costó  mostrar superioridad sobre un rival bien ordenado y con algunas virtudes. Sobre la mitad del primer tiempo logró imponer su presión y se hizo dueño del balón pero una avivada rival (un jugador atendido fuera de la cancha entró en juego  y se metió en medio de los centrales) y un error (FM6 entregó la pelota hacia atrás y dejó solo al rival) permitieron que el ecuatoriano Guerrón (alguna vez pretendido por River Plate) hiciera su gol cuando los mexicanos aún no habían pateado al arco.

Es cierto que Chiarini no transmitió seguridad (poco tenía para hacer en el gol pero hizo menos de lo esperado) y que la defensa no tuvo mucho para hacer (se las arregló bastante bien cuando fue requerida) salvo en el gol y en un contraataque que los tomaron mal parados (poco después del empate); el problema hoy está en la creación de fútbol y en concretar las oportunidades de gol. La presión de tener que ganar no es poca pero si le sumamos la poca efectividad, las pocas situaciones que se crearon, el campo de juego desastroso y que encima empezamos perdiendo, la situación no es fácil. 
Una de las imágenes del año y de esta copa... terrible corte
El segundo tiempo nos encontró mejor parados pero una jugada que no debió ser de riesgo cambió el partido. River Plate había salido decidido a imponer la localía con presión y fútbol pero un pelotazo complicó e hizo dudar a Chiarini y FM6 (¿consecuencia del gol?) al punto que el arquero salió alocado a sacar el peligro para no sufrir otro error pero terminó clavándole la rodilla al defensor (quien terminó con un profundo corte por el cual debió salir). El ingreso de Balanta cambió el partido, hubo un nuevo empuje y el público se contagió (vaya uno a saber que fue primero, quien empujó a quien), el colombiano entró con el pie derecho (volvió a mostrar el carácter de sus primeros partidos, el anticipo al rival e impuso su potencia física y calidad futbolística) y una pelota casi perdida en un centro (se elevó muy bien y se mantuvo un segundo en el aire), terminó dándosela a Sanchez para que hiciera el gol con una hermosa tijera. A partir de ahí fue todo empuje y se sufrieron un par de contraataques (uno salvado de milagro en la línea) pero la realidad es que se inclinó la cancha. Sobre el final una buena jugada debió terminar en gol pero cuando la suerte no acompaña… (un potente tiro al arco pegó en el palo y el rebote casi provoca un gol en contra pero Guzman sacó justo su pie). River Plate perdió algunas situaciones muy claras (hubo una de Sánchez dentro del área que probablemente lo perdió por un mal pique previo) y habrá que ver cuanto sufre haber perdido 2 puntos (o cuanto vale este punto salvado).
El árbitro fue muy permisivo en varios aspectos

El panorama no es imposible pero es complicado porque ya no hay ningún margen de error y habrá que sobrellevar la presión y las dudas que hace mucho no tiene este equipo. A priori quedan 2 partidos de local que en los papeles no son complicados para ganar y 2 partidos de visitante de los cuales 1 se debería ganar para no depender de otros. Está claro que todo salió al revés de lo planificado y que ahora todo es cuesta arriba, ahora todo se ve feo y habrá que responder sin fallar. Los próximos partidos se convirtieron en vitales y determinantes para no depender de otros (habrá que ganar en Perú y en el Monumental, 2 resultados más que factibles si se juega bien) y no tener que ponerse a hacer cuentas sobre los resultados de mexicanos y bolivianos (por un lado los mexicanos podrían quedar clasificados cuando jueguen con nosotros o los bolivianos podrían complicarnos si sacan buenos resultados).
 
Así es la Copa Libertadores, no hay que apresurarse pero tampoco hay que cometer errores porque la mínima falla puede costar muy caro (especialmente cuando los partidos se definen en 180 minutos. Por lo pronto, la supuesta preocupación primaria de era si clasificaríamos primeros (para no tener que definir siempre de visitantes) y ahora habrá que estar pendientes por la clasificación... así es la copa...
Por Charro.

5 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

Bronca no más, no sólo por los puntos regalados sino por lo que viene.

Me seguiré preguntando adonde quedó la idea del juego coordinado con toques de primera. Evidentemente, la copa aparte de sumar errores puntuales (llámese cancha en mal estado y bajos rendimientos, merced de poca suerte) suma errores de estructura. Le pediría al Muñe que la corte con FM6. Balanta anoche demostró con creces porque debía jugar desde hace rato en el puesto. Hay rendimientos que están por debajo de lo necesario como Pisculichi o Rojas, pero caemos de vuelta en la mala política de refuerzos, pero también de contrataciones cuando tenemos jugadores inseguros que no saben si se quedan en el club.
Los errores de estructura también tienen que ver con esa presión asfixiante que se ha retrasado, el rival juega y mucho, no atinamos a sacarle la pelota en mitad de cancha y la defensa sufre esos desacoples. Tampoco tenemos delantera suplente (a Gallardo se le debería prender la luz que un Cavenaghi no estaba para un partido como el de ayer, pero estaba Simeone al lado ¿no merece una oportunidad?). Si bien el campo de juego no daba para un juego lucido, el trámite del partido dejó ver que no fue un determinante considerable dada la cantidad de oportunidades de gol y los casi 30 corners en el partido.
Lamento que esto ya pasara (como siempre en esta competición desde hace años para River) del ámbito futbolístico al ámbito psicológico. Esperemos que de acá en más se haga lo mejor posible y al menos se tenga en mente un objetivo.

Mario de Balvanera dijo...

No sé si reirme o llorar.
RIVER tiene para jugar este año 3 de las malditas "copas" perfectamente accesibles: SuperCopa (con Huracán), Suruga (con el "Yanocaminamimoto" o algo así) y Euroamericana (con Sevilla)
Tiene Torneo local y Copa Argentina en el año.
Tiene Copa Sudamericana en el segundo semestre.
Tiene un plantel CORTISIMO.
Ya lo comprobamos el año pasado: salimos campeones jugando prácticamente UN SOLO torneo y cuando jugamos 2 ... hubo que RENUNCIAR a uno para salir campeones del otro.
Ahora nos encaprichamos con una "copa" que nació de nalgas, con el cordón umbilical enredado en el cogote, sin dilatación y con el obstetra del pueblo en pedo.
Ahhh ... pero decidimos "parir" (qué justo, qué bien que calza acá) de todas formas.
Porque somos RIVER.
Porque "hay que ganar todo".
(Mamita, cuántas estupideces que imponen los medios !!!)
5 partidos = 4 jugadores rotos.
Semo´ uno´ fenómeno´... semo´.
El de ayer fue el PEOR de los resultados.
El equipo NO JUGÓ BIEN y encima empató.
Si hubiéramos perdido era "chau" ... "game over" ... "kaputt"... "c´est finí" ... a otra cosa mariposa.
Si hubieramos ganado, el panorama se abría por completo.
Ahora "tenemos esperanzas"...
O sea... seguir jugando TODO con un plantel CORTÍSIMO.
Y arriesgando perder lo que es GANABLE.
Llegar a la SuperCopa, la Suruga y la Euroamericana con el equipo hecho pelota.
Mala estrategia.
A veces pienso si no nos merecemos lo que nos pasa.
Somos la institución más PAVOTA del fútbol argentino (¿será por lo grande?)
Eso sí ... algo ganamos.
Ahora tenemos "mística copera"
JUGAMOS MAL.
GANAMOS de OJETE.
PEGAMOS PATADAS y LOS ARBITROS MIRAN PARA OTRO LADO.
Y RASCAMOS UN PUNTO EN CASA.
Me queda la duda si esos equipos que ví entre la década del 60 y parte de los 90 no eran de otro club.
A lo mejor estaba viendo a Deportivo Chasicó de Victorica (La Pampa) o al Rayo Vallecano.
Qué lo parió ...
Abrazo millonario !!!
...

Hernan Dardes dijo...

De ayer rescato:

- Kranevitter jugó su mejor partido desde que volvió de la lesión
- Pisculichi, sin reglaridad, tuvo detalles de calidad que sugieren que va a recuperar su nivel.
- Balanta salió a ganarse el puesto (para mí Funes Mori ya lo había perdido)
- Los equipos mexicanos tácticamente suelen complicar a los argentinos. Ayer River le encontró la vuelta y no lo ganó por todo lo que cuenta Charro.

Además:

La cancha complicó (en la jugada del enganche de Teo y el pifie de Sanchez fue notoria).
Otra vez se perdió un cambio por lesión.
El resultado condiciona de tal manera que sospecho que serán muchos los suplentes el domingo. El fixture inicial que nos toca es para sacar puntos, y no hacerlo será un peso en el avance del torneo.
A pesar de las entradas agotadas había espacios vacíos y volví a escuchar revendedores por Figueroa Alcorta (el ingreso por ahí fue ordenado y tranquilo, la cana menos hinchapelotas que otras veces)
Para mí los cambios estuvieron bien, y Mayada mejora con cada partido.
No estamos ligando, habrá que entenderlo a la hora de regular durante y entre partidos. No complicarnos solos.

sarmiento dijo...

Si Tigres le gana a Oruro los 2 partidos, aún el empate en Perú puede servir, y se iría a mexico con Tigres ya clasificado.

NIcolas Salerno Ercolani dijo...

A esta altura veo que River de a poco mejora su rendimiento colectivo (ayer no podíamos jugar por abajo porque la cancha era un desastre)
Se nota la preparación del verano, con belgrano y ayer con los mexicanos se dió el mismo panorama: el rival se agota y River tiene piernas para jugar. Es cierto que faltan ideas, aqui es donde se nota más el tema de los refuerzos. Yo decía antes del fin del campeonato pasado que nos faltaba un livianito que entrando en los ultimos 20-25 haga la diferencia. Creo que ese papel lo pueda hacer a la perfección el Pity.
De hecho, Mayada, que tiene otras características, algo de eso le dió, encara aunque todavía muy individual y chocando mucho.
Si Kranevitter levanta un toque más y como dice Agustín entra Balanta, vamos a recuperar gran parte de lo que vimos en el segundo semestre 2014, no lo dudo.