"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

viernes, 13 de marzo de 2015

¡Qué partido dejamos escapar! (capítulo V)

Balanta convirtió el gol y tuvo mucho trabajo en defensa

Finalmente se jugó el partido en Chiclayo y como corresponde a nuestra historia, se nos complicó la clasificación. Es cierto que nuestros 2 rivales (ya se puede descontar la clasificación de Tigres) son de una categoría muy inferior y que se les debería ganar con facilidad en el Monumental pero también es cierto que la copa te da sorpresas y, si a esto le sumamos que River Plate no está jugando su mejor fútbol y que estamos dejando en el camino demasiados puntos, la realidad es que estamos complicados y llenos de bronca.

Así como está claro que este rival es muy inferior, también está claro que ayer no se jugó al fútbol. Es cierto que los 2 equipos jugaron en un campo indigno para practicar fútbol (mucho peor de lo vivido la semana pasada en el Monumental) pero también es cierto que el nivel mostrado por algunos jugadores es muy inferior al esperado. Quisiera saber cuantos minutos la pelota tocó el campo de juego, durante todo el partido se revoleó la pelota porque nadie podía dominarla y ante el primer pique la pelota salía hacia cualquier lado (la circunstancias eran iguales para ambos pero en un campo normal, River Plate debería haber sacado más ventaja), los jugadores peleaban por ganar la posición pero la pelota iba hacia donde quería. Es real que era muy complicado jugar allí pero el nivel mostrado por el rival era tan pobre que terminó siendo un partido muy ganable. En pocos días dejamos puntos absurdos y no cerramos los partidos (en los 3 partidos de la copa al igual que los partidos de local del campeonato se debieron sumar más puntos).
Mora llevó peligro y complicó al rival pero no pudo definir

El problema de ayer, más allá del inexplicable campo de juego, es que se volvió a dejar pasar la oportunidad de ganar. El partido estaba siendo dominado, se tuvieron varias situaciones de gol y no se convirtieron; es cierto que lo de anoche no era un partido de fútbol pero se estaba ganando y se había logrado entender como se debía jugar, se dieron las oportunidades de gol, se desperdiciaron y, como es habitual, el rival aprovechó la suya (más allá de que previamente hubo un penal a favor de River Plate que el árbitro no cobró). River Plate se fue quedando y se le dio la chance al rival, en los momentos en los cuales se apretó y dominó al equipo peruano (similar a lo que pasó ante Unión, QAC y los bolivianos), River Plate tuvo varias chances de gol. Es una pena haberse quedado y dejado que el rival creciera y que intentara (en una jugada lograron empatar el partido y, así como anteriormente pudieron haberlo empatado, también tuvieron alguna chance de ganarlo). Es imperdonable el final del primer tiempo (3 contraataques consecutivos con más delanteros que defensores y que fue terminado uno peor que el otro).
Pisculichi se queja por el penal no cobrado. Volvió a tomar las riendas del equipo.

El nivel de Teo ayer fue de amateur (categoría patético), Mercado no encuentra el rumbo y Kranevitter sufrió horrores no poder parar la pelota. La defensa perdió la solidez porque se cometen muchos errores, se perdió la confianza. Como se había dicho, ahora dependemos de ganar los 3 partidos o de esperar que los rivales directos no sumen 2 victorias (los peruanos vendrán al Monumental y a la altura pero jugarán la última fecha de local ante Tigres que probablemente ya estarán clasificados primeros. Los bolivianos tendrán que visitarnos a nosotros y a los mexicanos y serán locales de los peruanos). Si todo sale de acuerdo a la lógica (que no suele ser lo habitual para River Plate cuando necesitamos estas cosas), ninguno de nuestros rivales debiera conseguir más de 3 puntos y a nosotros nos debería alcanzar con los puntos de local (lo cual nos haría jugar con alguno de los mejores equipos del torneo).

Realmente es muy decepcionante ver como bajó el nivel de varios jugadores (Mayada y Martinez piden ser titulares, Ponzio y Balanta pareciera que están en mejor nivel que los actuales titulares, Teo se ganó dejarle un tiempo a Cavenaghi...). Ayer algunos jugadores pusieron voluntad (Pisculichi hoy asomó algo del nivel del torneo anterior, esta vez puso garra, aprovechó su pegada para llevar peligro a través de centros y se adueñó del juego, Mora volvió a ser la figura del equipo por las ganas y la presión que pone pero no supo definir, Sanchez sigue siendo pura entrega, Mayada cada vez que entra desequilibra, Balanta no da seguridad porque también comete errores pero está en mejor nivel que FM6...) pero con eso no alcanza (cada día queda más claro que falta el delantero que exigía Gallardo) porque el equipo perdió confianza y seguridad. Es difícil encontrarse con el fútbol del año pasado pero encima se pierden las oportunidades de gol que se crean y se duda en defensa; así es muy complicado.
El penal no cobrado y de la contra vino el gol peruano...

Esta copa continúa y el panorama es negro porque ya dependemos de otros (por más que los otros 2 equipos sean un mamarracho) y porque será muy complicado ganar los 3 partidos (si es que no queremos depender de otros). El nivel de los 2 rivales es tan pobre que hasta da vergüenza estar detrás de ellos al pasar la mitad de la primera fase. Hoy es tan negro el panorama que hasta se pone en duda ganarle de local por goleada a los 2 rivales de nivel amateur. A esta hora, lo más sano es dejar de pensar y rogar que el plantel logre volver a enfocarse (y que los dirigentes hagan su trabajo)..

Por Charro.

10 comentarios:

NIcolas Salerno Ercolani dijo...

Charro, lo de ayer si a mucha bronca.
Del partido de ayer lo que más importaba era el resultado, no veo a los jugadores mentalizados en los objetivos. Para eso reservamos a todo el equipo titular para jugar este partido.
Lo más desesperante es que no podemos decir que River jugó mal, pero lo que es cierto es que algo cambió. El semestre pasado este equipo imponía intensidad, si algo nos gustaba era que hacíamos un gol y seguíamos yendo por otro. Hoy da la sensación que prefieren regular, mantener la pelota , el campo, pero es evidente que no alcanza para manejar el trámite del encuentro.
Vergonzoso lo de los saques de fondo, en un momento parecía que hacíamos tiempo.
No entiendo por qué no sacó a Teo que no patea al arco, no entiendo por qué sacó a Pisculichi (para mí el mejor de River, más allá que en la supuesta jugada del penal se tira ¿habrá sido por eso?)
hace varios partidos que venía sosteniendo que había que esperar, confiar en el trabajo de pretemporada y que River mejoraría, pero lamentablemente ya van surgiendo más dudas que certezas.
Es grande la decepción luego de seis años. Oajalá me tenga que comer estas palabras el día de mañana. No podemos volver a ser el hazmereír del futbol argentino.

Agustín Ovejero dijo...

Lo voy a repetir como lo hice en otro lado: desde la Libertadores del '96 que no veo una decisión dirigencial o técnica de enfrentar este torneo como se debe. Pasan planteles, pasan jugadores de gran nivel, pasan DT's y pasan dirigencias y una y otra vez lo mismo. Nos vamos con vergüenza, maniatados o maltratados por equipos de bajo nivel, todo producto del pésimo planteo que siempre se tiene con este torneo.

Ya lo dije también, no estaré de acuerdo con quiénes desprecian esta competencia; igual nos gusta gastarnos solos al jugar la Libertadores, más cuando del otro lado de la vereda la suerte y los entongues acompañan.

Lo que venga de ahora en más es un regalo pero al menos si no vamos a clasificar lo hagamos con decoro jugando bien lo que nos queda de competencia y no dando una imagen pobre indigna de la institución y del plantel que tiene.

Enrique dijo...

Falta la presión de mitad de cancha para adelante, esa que cuando daba resultado, se daban las situaciones de gol más claras.

Este partido se nos fue de las manos cuando se desperdiciaron esas 3 contras con superioridad numérica, inexplicable nivel de Teo, con la cabeza en otro lado.

Mario de Balvanera dijo...


Me hago eco de las demandas de una gran mayoría riverplatense.
Ahora tenemos MÍSTICA COPERA.
Faáááhhh !!!
Tomá pa´ vos.
"Mística copera"
Un logro de la hostia.
JUGAMOS HORRIBLE.
SUFRIMOS CON EQUIPOS MÄS HORRIBLES QUE NOSOTROS.
HACEMOS UN GOL Y LO DEFENDEMOS COMO SI FUERA EL ULTIMO.
SI CLASIFICAMOS, LO HACEMOS DE PEDO.
VALORAMOS LOS EMPATES.
JUGAMOS SIN DELANTEROS.
"REGULAMOS" PARTIDOS.
...
Avísenme cuando volvamos a tratar de cumplir con la promesa electoral "RIVER vuelve a ser RIVER"
Porque este rejuntado "copero" empieza a oler a otra cosa.
Abrazo millonario !!!
...
PD: ¡Qué lindas que son las "copas"... siempre nos dan satisfacciones!!!
...

Anónimo dijo...

¿Alguien sabe xq salio Mora? Fue inentendible ese cambio. Lo mismo que el Gordo haya jugado solo 10 minutos. Por ultimo, y se que voy en contra de la mayoría, Balanta no es mas que Ramiro (hoy). Y agrego, no se quien sale, pero Ponzio debe jugar los partidos de la copa que restan.
Saludos,
@nicolinov // @losigoariver

Anónimo dijo...

Ponzio tiene una jerarquia internacional y una experiencia que
nos damos el lujo de desaprovecharla.Realmente no lo termino de digerir.Pero por si fuera poco, fue el lider
en las semis de la Sudamericana y el mejor jugador, demostrando que esta en otro nivel y que sabe como hay que jugar o que hay que hacer en los partidos chivos y como jugarlos.Kranevitter esta crudo señores.Muy muy verde.Y los otros lideres espirituales son Ramiro y Pezzella.Balanta si tiene buena salida y gran proyeccion al ataque y claro me gusta verlo pasar al ataque, pero defendiendo es horrible, claramente menos que FM6, por abajo y mucho mas por arriba.Y tambien en el uno a uno.
Ahora la pregunta ahora es: como haces para echar mano de un jugador grande como Ponzio, luego de tenerlo guardado en el banco y decirle: " entra y salvame ahora.."Hay que activarlo eh? no es nada facil.Ni para el tecnico ni para el jugador, ni para el grupo.Ah! la cagada en el gol de ellos es del 5 nuestro.A ver si los que se quejan de Ramiro lo hacen ahora con el tucumano.Tampoco termino de digerir, que haya un jugador que juegue mejor que Rojas por la izquierda y termine entrando del banco.Me parece que Mayada pide pista.Gallardo quedo atrapado en la telaraña de agradecimientos por el equipo anterior.Lo cualno es malo... pero las cosas mutan y los equipos se transforman torneo a torneo.Debe entender que ahora debera moldear otro equipo nuevo con los nuevos mejores ingredientes que tiene.

Anónimo dijo...

Me da bronca que la gilada se crea el rol de HAZMERREIR del fútbol que imponen los medios. River viene de salir campeón y de luchar hasta el ultimo partido por el torneo local. River fue el club que mas jugadores aporto a la seleccion que fue a Brasil, River fue el club que mas aporto de sus inferiores a la sub 20 que gano en Uruguay, River es que mas aporta de sus inferiores a la seleccion de Martino (ahora con Lucas Orban) y River viene de la peor decada de su historia. A River lo mando a la B un mandato de la Rosada para federalizar el futbol. Este torneo actual es consecuencia de ese testeo que sirvio para hacer propaganda. No se coman el rol que nos asignan y vean lo que es River.
EL ILUMINADOR

Anónimo dijo...

Coincido en la mayor parte del analisis , pero dejá de lado el cariño que sentis por Cavenaghi y sé un poco mas objtivo. Enserio pensás que tiene que ser titular en lugar de Teofilo? No jodamos

Mario de Balvanera dijo...


Don Iluminador:
El problema no es que RIVER sea el hazmerreir de nadie.
El problema (y lo sostengo desde hace rato) es que RIVER es un club pavote (yo digo que es un problema de tamaño... RIVER es demasiado GRANDE)
Puedo escribir semanas aportando ejemplos de esto que te digo.
RIVER se deja "primerear" siempre.
Y pruebas al canto:
Los bosteros juegan copa el jueves que viene. ACOMODARON su partido AYER (sábado)... 5 días de descanso.
RIVER juega el jueves a las 19.45 horas... y se dejó madrugar.
Jugamos con Arsenal MAÑANA (lunes) a las 21.10 horas.
El partido debería terminar a las 22.55 horas.
Es decir, entre el final del partido con Arsenal y el inicio del partido con Juan Aurich hay 68 horas y 50 minutos.
Es decir, menos de 3 días (72 horas)
No es que creamos ser un hazmerreir.
Nos gastamos solos (y eso sin hablar de la gilada del Viagra, la aspirineta y el café Dolca)
¡Con qué necesidad !!!
Abrazo millonario !!!
...

Anónimo dijo...

mandato de la rosada,le exijo pruebas,si tiene pelotas..