"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 2 de marzo de 2015

RemeMORAndo se consiguieron 3 puntos

El festejo de Mora por sus 2 goles ante Belgrano

Para cualquier equipo con aspiraciones, en los torneos largos suele haber muchas altas y bajas, momentos de dudas y otros de gran seguridad, momentos en que las victorias cuestan mucho y otros en que pareciera el único resultado posible. En las copas (donde hay una primera parte clasificatoria y luego de eliminación), los equipos se van armando y superando para luego sorprender a sus rivales. Los equipos que llegan a un techo, deben reencontrarse después de haber conseguido su objetivo. River Plate en el inicio de este 2015 está en ese proceso de reencuentro, de rememorar sus virtudes y conseguir que sus rivales lleguen apichonados.
En el córner hizo una patriada y terminó haciendo el gol entre las piernas del vende humo Olave

River Plate olvidó algunas de sus virtudes y varios jugadores se relajaron pero lo importante es que vuelve a responder en las difíciles, en los partidos que pueden marcar un punto de quiebre. Después de una derrota en la copa y un empate de local ante QAC (más allá de la situación atípica de haber perdido a 4 mil metros de altura y que 72 horas después no se haya podido hacer el juego habitual en el Monumental), algunos hicieron sobrevolar las dudas. El equipo sigue siendo el mismo pero sin el brillo que supo tener y sin algunas virtudes que marcaban la diferencia. Algunos jugadores bajaron el nivel y esto se nota mucho. Cuando se ven las falencias de este equipo, se entienden los pedidos de refuerzo de Gallardo (así como también quedó claro que nos quedamos cortos con los refuerzos y esperemos que afecten lo menos posible al andar del equipo). Apuntó a Martinez, Bertolo, un delantero filoso y Mayada, se nota que este equipo necesita el cambio de ritmo que lo saque del letargo o que rompa los cerrojos rivales. Ya no alcanza con la presión y el toque rápido porque los rivales han estudiado a River Plate y se juegan la vida ante el más grande (solo hay que ver la diferencia cuando enfrentan a River Plate y al resto).

El gran objetivo de Gallardo en este momento es que el equipo recupere la memoria y la confianza, necesita ese plus mental y de entrega que marcaban la diferencia cuando los rivales no se dejaban llevar por delante, esa confianza les permitirá volver al juego que hizo brillar a este equipo y será fundamental mantenerse entre los punteros para no aflojar y para entregar el plus cuando el cansancio de los viajes empiece a complicar la planificación.
El lamento de Barovero por su lesión 
 
En la previa se sabía que el partido sería muy complicado porque Belgrano volvió a convertirse en el equipo molesto que supo ser y porque River Plate no podía darse el lujo de dejar 2 puntos en el camino después de haber regalado 2 en el Monumental. Todos sabían que serían 3 puntos complicadísimos pero no había más remedio que conseguirlos. El juego empezó con buena actitud, intenso y parejo pero lentamente se fue apagando y el primer tiempo se fue dejando preocupado al Muñeco. Varios jugadores bajaron mucho su nivel; en ese primer tiempo FM6 y Vangioni estaban muy imprecisos y toda la defensa intentaba frenar a los cordobeses sin estar bien parada (mucho tenían que ver los mediocampistas que tampoco ayudaban). Barovero salvó un mano a mano pero luego se lesionó sin que nadie entendiera muy bien como (aparentemente entró al campo de juego con algún problema menor pero se resintió en un movimiento poco habitual) y volvió a ser el turno de Chiarini. Teo no lograba hacer pie y perdía más de lo que ganaba, Pisculichi tampoco marcaba diferencia perdiéndose en la intrascendencia, Mora corría pero no se encontraba con la pelota (tuvo la única posibilidad de ese primer tiempo) y Sanchez y Rojas aparecían como suelen hacerlo.
Teo peleó y tuvo algunos toques pero llevó poco peligro

El segundo tiempo no fue muy diferente pero algunos jugadores levantaron su nivel. Gallardo necesitó varios minutos para hacer el cambio que necesitaba el equipo (al haber perdido un cambio con el arquero, estaba complicado saber donde hacer los 2 cambios que quedaban porque más de uno podría haber salido). Kranevitter levantó mucho su nivel, Sanchez también empezó a ser el motorcito que suele empujar el ataque millonario (algo desordenado pero empujando), Vangioni empezó a asociarse en ataque y FM6 dejó de mostrar tantas inseguridades con la pelota... finalmente Gallardo optó por sacar a Pisculichi que no logró encontrarse a gusto en el campo de juego y luego sacó a Teo (estaba claro que se necesitaba un cambio de ritmo y más poder ofensivo y en el banco tenía a Mayada y Cavenaghi). El partido estaba muy complicado pero faltando 15 minutos apareció una pequeña (por el lapso de tiempo), repentina y espectacular función de Mora. 2 goles (los rodrigazos del domingo) abrieron el partido, el primero con la subida de los 2 laterales (en este fútbol amarrete es casi una herejía) abriendo todo el ancho de la cancha (¿con otra pifia de Vangioni que termina siendo pase?) y el segundo luego de un córner producido por un excelente tiro de larga distancia que se clavaba en el ángulo superior de Olave. Lamentablemente Cavenaghi no pudo cerrar el partido luego de un pase maestro del uruguayo y por eso se sufrieron los últimos 5 minutos cuando los cordobeses hicieron su gol (luego de una magistral atajada de Charini).
Chiarini volvió a mostrar seguridad y ahora tendrá la oportunidad de mostrarse

Son 3 puntos, para un torneo largo no es poca cosa, para un equipo que necesita volver a creerse invencible no es poca cosa, por haberlo conseguido ante un rival tan duro de local no es poca cosa, por la tranquilidad que da para llegar al encuentro del jueves sin tantas preocupaciones no es poca cosa... No es poca cosa pero aún falta mucho.

Lo importante es que este equipo sabe donde debe llegar, sabe que le falta y sabe como jugar los partidos chivos, esos partidos que se deben ganar. El año recién empieza y por ahora se van armando los cimientos para llegar tranquilos a los momentos difíciles y definitorios. El camino se va desandando y ahora empieza el duro trajín (9 partidos en un mes).

Por Charro.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

La confirmacion de que Mora es un jugador sin confianza, pero que cuando la adquiere o se olvida de las presiones y juega a divertirse, es de otro nivel.Los ultimos 15' del partido , ya cansado y todo, hizo lo que quiso.Notable aparicion.Por fin volvio algo del Kranevitter del año pasado en el segundo tiempo.Bian el arquero Chiarini.Lastima el boludeo tipico nuestro y la desconcentracion del final,sino era final tranquilo.La pegootra vez Gallardo al dejarlo a Mora, no? Bajo y sin confianza Cavenaghi.Vamos el jueves carajo!!!!

GABRIEL

NIcolas Salerno Ercolani dijo...

Buen resultado en una cancha pesada (ojalá que no nos haya restado mucha pierna para el jueves)
Sin jugar bien, estamos metiendo goles (8 en tres partidos)
La pregunta que se hace todo hincha millonario es si podremos llegar al nivel que mostramos en la primera parte del semestre pasado. Si bien es muy difícil, entre otras por lo que dice Charro respecto el recambio y los refuerzos, creo que hay muchos elementos que apuntan a pensar que vamos a mejorar en el aspecto colectivo.
Por ultimo, creo que hoy FM6 es suplente de Balanta y Pezzella

Hernan Dardes dijo...

Cuadno vi tres delanteros en el banco de suplentes me pregunté por qué no había viajado Tomás Martinez. Evidentemente el cambio de Mayada por Pisculichi me dio la respuesta. Y ese cambio para mí fue el que abrió el partido, mas allá de los innegables méritos de Mora. Bien Kranevitter, bien Mayada, y abrimos el partido con una virtud del primer River de Gallardo: los dos marcadores de punta pasando al ataque en forma simultánea.
Está claro que Funes Mori debería salir del equipo, hay suplente de jerarquía. Y si Piscu no levanta, Pity Martinez va a terminar siendo titular.

Mario de Balvanera dijo...

Ayer volví a ver a ese RIVER que me aburre.
Jugando contra un equipo que NUNCA debería haber estado en Primera.
Belgrano tiene la suerte de que, domingo a domingo, le renuevan su licencia para matar.
Si tienen la oportunidad de ver el partido de nuevo, observen. En el 75% de las jugadas, cada vez que el jugador de RIVER se desprendía de la pelota (y la mirada del árbitro iba hacia otro lado) era FOUL. Patadas, empujones, choques, fricción contra el jugador SIN PELOTA.
Y sin embargo, el Pirata termina la mayoría de los partidos con 11.
Raro es que aún no haya vuelto al lugar donde pertenece: las categorías de Ascenso.
Magias del fútbol argento.
RIVER ABURRE.
El partido de ayer se abre por una sucesión de ERRORES.
El centro sale demasiado bombeado y cruza al otro lateral. Eso desacomoda a los delincuentes del fóbal que esperaban en el área (6 más el arquero para defender ante 3 de RIVER)
La volea de Vangioni es otro error. En vez de ir al arco (o a las nubes, más seguro) sale paralela a la línea de fondo y encuentra a Mora de casualidad.
Un gol ORTERO como los que habitualemente hace ... sí, ya sabemos.
Creo que RIVER está "achanchado" y el bajo nivel de algunos jugadores es preocupante.
Y creo que no van a "despertar" hasta que no se peguen un susto grande. El cachetazo del verano pasó al olvido porque era "amistoso".
(Yo sigo creyendo que esos partidos NO DEBEN JUGARSE MÁS)
Ayer, (fue lo primero que le dije a mi hijo), creí que Barovero salía de CALIENTE y no por lesión. La cantidad de HORRORES defensivos en los 10 minutos previos al "amague con tirón" de Trapito me hizo recordar a las mejores tardes con Almeyda.
Sólo faltó que nos embocaran al final.
Mientras esperamos un cambio de programación, el especial de Los Picapiedras es una fija de domingo.
Abrazo millonario !!!
...

Agustín Ovejero dijo...

JAJAJA Lo de Mario de Balvanera es siempre muy cáustico y absoluto pero esta vez voy estar de acuerdo con él en un par de cosas.

El partido hasta el momento del primer gol era una oda al embole. Justo este finde con cable a mano pude ver otros partidos como los de Quilmes con el Rojo, el de Racing y hasta el de San Lorenzo, y al lado el de River fue un espanto: poco fútbol, patadas, pelotazos, cero ideas, poco compromiso, jugadores bajos o displicentes. A los 35' dije basta y cambié para volver recién a los 15' del segundo y seguir viendo lo mismo.

Pero quedarse con eso es quedarse con medio vaso vacío. La otra mitad llena tiene que ver con ganar un partido chivo como este... aunque con una cuota ENORME de suerte. El nivel de varios jugadores anda cercano al piso (Pisculichi está irreconocible tanto en el juego como en el físico). Por ratos parecía que el equipo jugaba a media pila para aguantar el jueves. Del otro lado había un rival mediocre que por suerte no hizo más porque no está hecho para hacer nada más.

Mal que mal la suspensión deFM6 hace qe juegue Balanta si o si el jueves y todos agradecemos por eso. Sobre todo cuando el Melli no jugará mal pero tiene hitos de desconcentración que, por ejemplo, lo llevan a ser amonestado por tocar una pelota con la mano al lateral a los 15 min. de partido.

Espero que este River (en el que confío a pleno) al menos por motivación ganadora mute este escaso fútbol que demuestra, el jueves por la Copa porque el margen de error se ha achicado bastante. Vamos la Banda!!

Luis Magneres dijo...

me parece que balanta tendria que entrar por fm6, ya son varios partidos en los que en este momento no esta demostrando nivel para ser titular, espero que el negro balanta este jueves demuestre nivel para ser de vuelta primera opcion para ser dupla con maidana.
si kraneviter no demuestra reaccion en la contencion habria que darle una chance a ponzio que tendra su punto debil en la distribucion pero que en la contencion y eso de bancar la parada lo sabe bien y sobre todo en los partidos de la copa.
lo mismo con piscu, se salva que el pity se lesiono pero el jueves seria fija titular y primera opcion para ser titular.