"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

viernes, 20 de marzo de 2015

¡Qué partido dejamos escapar! (capítulo VI: coqueteando con el diablo)

Mercado y Teo festejando el gol...

Ufff!!! que levante la mano el que no está caliente y que se despierte... Gallardo dijo que no tiene nada para reprocharle al equipo porque se hizo todo para ganar. Es cierto que se intentó por todos los medios, que se mejoró en algún aspecto, que se presionó bien durante buena parte del segundo tiempo, que se generaron muchas ocasiones de gol... todo muy cierto pero la realidad es que no se le ganó a un equipo de la UBA.

Es cierto que jugamos en una altura que no se debería jugar, que jugamos en una cancha sintética que no se debería jugar, que merecimos y debimos ganar varios de los partidos que se empataron en estos meses... todo tan cierto como que jugamos con equipos muy inferiores y que no puede ser que te empaten cuando uno tiene muchas situaciones de gol y los otros tienen una efectividad extraordinaria (que encima no logran repetir con otros rivales).

Cuando se pierde se debe aprender de los errores para mejorar y fortalecerse. Espero que la dirigencia no sea necia y aprenda de los errores que provocaron su soberbia por haber conseguido varios títulos inesperados. Espero que Gallardo pueda aprender de estos puntos perdidos y que los jugadores despierten de una vez. Es verdad que se intentó por varios medios pero no se convirtió pero también es cierto que este equipo ya no es el del año pasado porque sus individualidades ya no son las mismas.
No se pueden perder tantos goles

En el torneo pasado muchos jugadores rindieron muy por encima de lo esperado y de lo que habían jugado en su vida; esos jugadores volvieron a su nivel habitual o están aún más bajo. La dirigencia pensó que con esos jugadores extenuados físicamente y saturados mentalmente alcanzaba para llegar a los mismos objetivos, la realidad muestra que se trabajó muy mal durante el receso o que no se los logró enfocar de la misma forma. Es cierto que la buena suerte del torneo pasado (esa suerte que logró ganar varios puntos) se dio vuelta en estos meses. Gallardo dice que el año pasado se generaban menos situaciones de gol y nos generaban más a nosotros pero este año convertimos en un porcentaje muy pequeño y nos convierten con demasiada efectividad. Nosotros erramos y nuestros rivales no. Sería bueno empezar a preguntarse porque erramos y porque los rivales que siempre erran, nos convierten a nosotros.

Hace varios años que opino que, en el fútbol argentino, entre un plantel que está primero y otro que está entre los últimos no hay tanta diferencia futbolística sino mental. El gol de Aurich ayer o el que regaló Solari en el campeonato son muestras de concentración, seguridad y decisión diferente a la que tenían el año pasado. Ayer algunos jugadores se acercaron a aquella mentalidad (Mercado, Kranevitter, Sanchez, Mora tuvieron esa actitud más allá de como hayan rendido) pero el nivel aún es bajo en varios casos.
Una constante de la noche, Mora intentando y el arquero impidiendo

Ayer se veía venir, 2 lesiones inoportunas (gastar 2 cambios en Vangioni y Balanta es una pena), un mal arquero (se notaba en los centros) convirtiéndose en figura, los palos que impedían goles, delanteros apresurados y otros que no pateaban al arco cuando era una obviedad que debían hacerlo y un indigno rival para una competencia internacional que aprovecha la única oportunidad que se le presentó (un centro de mitad de cancha que Maidana espera en lugar de ir a buscar el balón, un peruano se aprovecha, Mayada no llega a despejar y otro peruano revolea un bombazo por el único lugar que puede entrar la pelota). 

En esta copa se coqueteó demasiado con el diablo porque se creyeron superados, se creyeron los mejores pero dejaron de serlo. La dirigencia dejó que los boludeen y así nos fue en los sorteos, arbitrajes y lugares en los que se jugó (lo que le hicieron ayer a Gallardo nunca lo vi. Lo expulsaron por decirle al árbitro sinvergüenza y prohibieron que ingrese al campo de juego. Hasta ahí era lo normal por más que Gallardo había tenido razón en lo que dijo. Ayer la Conmebol mandó veedores para impedir que Gallardo de indicaciones al banco de suplentes y para que no entre al vestuario. Inexplicable). Ni hablar de la estupidez de la bandera (una supuesta peña Giglioti. Estoy seguro que fue permitido por algún dirigente. Mentalidad de equipo chico sin ídolos). Estoy tan caliente que ni siquiera me quiero detener en este tema.

Habrá que ver como se reconstruye a este equipo y fundamentalmente como se recupera la confianza. El equipo del torneo pasado fue extraordinario durante 6 o 7 partidos y en el resto aprovechó algunas virtudes; Gallardo ahora deberá recomponer las piezas, buscar otras virtudes y minimizar los errores. Se podría decir que ya no dependemos de nosotros mismos (pero lo bueno sería que dependemos de este equipo de la UBA) pero también debemos decir que dependemos de lo que haga otro equipo y lo que hagamos nosotros (nosotros debemos ganar los 2 partidos y esperar que los peruanos no lo logren). Creo que esto último es más complicado que solo esperar que los rivales no ganen. Ahora habrá un tiempo para trabajar hasta volver a jugar la copa (aunque en el medio nos sacarán varios jugadores). Será tiempo de reconstrucción y de dejar de coquetear con el diablo y las boludeces o para buscar los milagros que se ven tan lejanos.

Por Charro.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

La semana de descanso de la copa va a venir bien para poner la mente en frío y preparar los dos partidos que vienen.

Anoche volvía escuchando a Bilardo, y el dotor decía que muchas veces cuando hay un partido así de definitorio (por Aurich-Tigres), hay que mandar a Papá Noel con la bolsa llena. Me impactó la naturalidad y la clarida con que lo dijo, sin pegar vueltas.

Saludos
Aledb

Anónimo dijo...

Claridad, claro está...

Saludos
Aledb

Anónimo dijo...

semana de descanso?
con el sevilla a perder?

Nico dijo...

Durante el semestre pasado cuando se jugó bien, el alma del equipo fue Kraneviter. Cuando no se jugó tan bien, el alma fue Ponzio.

El Tucu es un jugadorazo, pero no se si transmite lo que Ponzio, simbólicamente hablando (para los nuestros y para los rivales).

Tengo la misma opinión sobre Cavenaghi.

Saludos,
@nicolinov

Agustín Ovejero dijo...

Creo que como así no teníamos idea de que el equipo iba a tener un semestre como el anterior, tampoco nos imaginábamos semejante escenario para el día de hoy.

A partir de ahora lo único que veo es una enorme nube que no se va a disipar y el partido de anoche que era un quiebre, terminó acentuando la inercia.

Mientras sea lo mejor para River ojalá. En principio el domingo estamos jugando de nuevo... de local. Ya ni me imagino que pueda pasar.

Angel Labruna dijo...

La verdad que estoy RECALIENTE, por cada gol que se erraban se me hacía un nudo en la garganta, no se puede creer realmente no se puede creer como regalo RIVER la clasificación, de la bronca me agarró un terrible dolor de estomago

Tengo una muy mínima esperanza, pero estamos con medio cuerpo afuera, hoy había que ganar!!, estoy REEEE CALIENTEEEEEEEE!!!

Mario de Balvanera dijo...


Hace rato que RIVER me ABURRE, pero esto ya es el tedio.

Repaso de Historia Antigua y Medieval:

1) Faltan DELANTEROS.

2) El plantel es CORTO. No alcanza para jugar 2 torneos. Mucho menos SEIS.

3)Nos creimos la gilada de la "mística copera" sin tener el ADN. El equipo NO SIENTE la necesidad de "cerrar" los partidos. Hace un gol y boludea. Porque semo´vivo´, semo´...

4) Nos parecemos cada vez más al equipo de Almeyda. Ya habíamos conseguido la categoría "Rey del Empate". Ahora le sumamos la de "NOS EMBOCARON EN EL ULTIMO MINUTO"

5) El fútbol es un juego para VIVOS: cuando hablamos del Viagra, nos jugó en contra. Cuando remontamos el chancho inflable, nos empataron en el último minuto. Ayer, algunos BOL-U-2 pusieron la bandera "Peña Gigliotti" y ... bueno. Eso... Para bol-u-do no se estudia.

6) Si bien las matemáticas todavía dicen que "podemos clasificar", la realidad es que estamos afuera.
SALVO ...
SALVO que ...
SALVO que prestemos atención al punto 7.

7) Las "copas" no se juegan.
SE COMPRAN. Repito: SE COMPRAN
(a ver si la sanción a Gallardo responde a una lógica "deportiva". Es POLÍTICA PURA)

Pero bueno, es lo que hay.
Yo espero que RIVER deje de una vez por todas de tratar de reanimar a un MUERTO que ya COMPRÓ otro.
Cómo lamento que en este año, el equipo RENAULT haya decidido no competir en Turismo Nacional.
Mientras tanto, el domingo 22 corre el TC en Concordia.
Habrá que aprovechar el fin de semana largo para ir a ver UN BUEN ESPECTACULO.
Abrazo millonario !!!
...

Hernan Dardes dijo...

Mas allá de la cantidad de posibilidades de gol yo noté mucha displicencia en el juego. Mucho toque de costadom oaredes por lugares imposibles.....se generan chances porque el rival es malo. Pero media cancha sabía que como se daban las cosas la primera que lleguen la iban a meter, y casi que lo único que esperábamos es que haya tiempo para reaccionar.
Ayer Rojas jugó un muy buen partido, pero él no hace la diferencia. Mora fue puro esfuerzo, Teo se movió bien el primer tiempo pero sobró cada jugada. Pisculichi no aparece y ayer Martinez entró mal. La mala suerte que venimos teniendo se compensó hasta ahora en parte con que el resto de los resultados jugaron para nosotros. Hasta ahora, veremos como sigue.
Dos cosas que me preocupan: las lesiones no son casuales, ya se viene hablando de la pretemporada, algo falló. Ayer, cuando la pelota no quiere entrar y tenes un goleador en el banco, la lógica es, mas allá del nivel con el que venga, apostar a él. Pero los cambios forzados lo impidieron. La otra cuestión es que al no poder fallar en la Copa se sigue dejando de lado el torneo local, y no sea cosa que no nos quede otra que abocarnos a eso solo y que sea tarde.
Los gestos de Mercado para con Teo, la manera en que CAvenaghi arrojó la cinta de capitan en Sarandí...evidentemente el plantel no está tan unido.
Contra Sevilla tiene que jugar la quinta o la sexta.

Marcelo dijo...

Gente
coincido casi siempre con Mario de Balvanera en cuanto a los verdes que somos para jugar este tipo de torneos, el rey de copas con 7 las gano pegando de lo lindo, los bostis tienen 6 con penales y otras yerbas, pero de futbol ni hablar, por eso a nosotros nos cuesta tanto, porque en pocos partidos las artimañas superan al buen juego.
En cuanto al partido de ayer, era lógico que tuvieramos tantas situaciones de GOL , todas desperdiciadas al no tener un goleador de raza, Cavenaghi estara fuera de forma y lo que sea, pero tiene que jugar, es un tipo que tiene más de 100 goles y con
angel y ascendencia.
Teo en el primero que erra estoy convencido que canchereo...pero bueno, la esperanza es lo último que se pierde.
Hay que ganar el torneo pedorro de 30 y rezar para que los bostis patinen en la libertadores, pero con toda la tarasca que pusieron, díficil.
Saludos