"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

jueves, 16 de abril de 2015

Abrieron la puerta de emergencia y entramos pidiendo otra oportunidad

La alegría de Mora y el desahogo de Rojas. El sorpresivo goleador nos dio otra vida en la Libertadores 2015

Fue duro; una situación milagrosa (muy pocos equipos clasificaron con 7 puntos) y un partido que no olvidaremos. Una de las previas más habladas y la insoportable circunstancia de depender de otro. La posibilidad de quedar afuera de un grupo de tan poca categoría resultaba imperdonable (desde lo económico sería muy doloroso pero desde lo deportivo resultaba vergonzoso) pero al mismo tiempo era casi imposible conseguir la clasificación. Tan mal se habían hecho las cosas (se jugó mal en la altura, en una alfombra impresentable y en México, se jugó en un campo de juego penoso de local ante mexicanos y peruanos y se regalaron ambos partidos por errores tontos) que nos quedábamos afuera de un grupo impresentable. Los equipos peruanos y bolivianos eran de tan baja categoría que costaba pensar que hicieran méritos suficientes como para clasificar (de más está decir que nosotros no los habíamos hecho) pero parecía al mismo tiempo que seríamos víctimas de nuestra incapacidad, decidia, impotencia, impericia, estupidez...

Está afilado y confiado el uruguayo, un salvador en este 2015

Así fuimos al Monumental, sabiendo que dependíamos de que Juan Aurich (?) no le ganara a los suplentes de Tigres (que fueron a Perú con 16 jugadores que no juegan habitualmente en el primer equipo) y necesitando ganar por más de 2 goles a San José de Oruro (?). Fuimos a la cancha sabiendo que estaríamos mirando el partido pero pendientes del otro resultado y eso podría hacer muy complicado nuestro partido (?). Las circunstancias (jugadores lesionados, la necesidad de ganar y enfrentar a un equipo muy débil) provocaron que el Muñeco parara un equipo con 3 defensores y muy ofensivo (Sanchez, Martinez, Pisculichi, Teo y Mora) para intentar ganar con facilidad y esperar a ver si nos regalaban la posibilidad de seguir. Tan mentalizados estábamos en que debíamos ganar, que por un momento estábamos más pendientes del partido en Chiclayo en lugar de pensar en el partido del Monumental.

Cambió la voz del estadio (¿provisoria?) pero no cambió el juego del equipo durante el primer tiempo. Durante algo más de 40 minutos, el equipo se mostró incapaz de generar situaciones de gol a pesar de ser claramente dominador (apenas el travesaño de Mora en los primeros minutos, algún tiro al arco sin mucho peligro y muchos tiros de esquina) y solo tuvo que soportar una situación de gol del rival (San José no tenía idea de como atacar y se limitó a defenderse pero tuvo una chance clara y Barovero la volvió a salvar). El primer tiempo fue un compilado de lo que se vivió en esta primera rueda, un equipo inofensivo que sufrió para generar fútbol, que se perdió lo poco que generó y un error casi le cuesta caro (por errores se perdió en Bolivia y se empataron los 2 partidos de local), sin embargo todo cambió cuando Mora logró convertir un gol fuera de contexto (un buen tiro esquinado desde lejos y entre varias piernas) faltando un par de minutos para terminar el primer tiempo.
Un abrazo cerrado para sacarse la tensión de esta clasificación

Al terminar el primer tiempo pocos pensábamos en que se necesitaba un gol más (la mayoría daba por descontado que se conseguiría a pesar de estar jugando tan mal, en realidad a nadie le entraba en la cabeza pensar que no se pudiera hacer más goles) o que en Perú se diera el milagro (iban 2 a 2 después de haber estado ganando los mexicanos en 2 oportunidades). Las patriadas de Mora, el desborde de Pity y Sanchez parecían suficiente a pesar del inexistente (otra vez) partido de Teo y Pisculichi o la poca trascendencia en el juego de Rojas (los jugadores ¨defensivos¨ controlaban con facilidad y robaban rápido el balón las pocas veces que lo tenía San José). Nos costaba salir con la pelota limpia pero después tampoco sabíamos que hacer. Kranevitter, Pezzella, Maidana y FM6 se mostraron seguros pero tampoco eran la salida clara que se necesitaba, a los jugadores les costaba salir de la ansiedad por saber el otro resultado y por tratar de ¨leer¨ las reacciones de la gente (se gritaron los 5 goles más alguna equivocación).
El festejo mexicano/argentino...

En el segundo tiempo todo se simplificó sin darnos cuenta (un penal a los 8 minutos convertido por Mora y al minuto siguiente un gol de Teo) y quedará en la memoria de todos como se vivió el partido jugado en Perú. Cada persona con auricular era atormentado con preguntas (tanto cuando se pusieron 3 a 2 los peruanos como cuando pasaron a ganar los mexicanos), cada televisor del Monumental era observado por centenares de personas (hasta en la confitería del club había gente) y extrañamente se dio un resultado infartante y para el recuerdo. De la misma forma que el año pasado CASLA logró una clasificación milagrosa (mezcla de sospecha y buena suerte), esta vez le tocó a River Plate con el mismo resultado (ojalá que se de hasta el final de la copa). CASLA había ganado 3 a 0 de local (con ayudín) pero tuvo la buena suerte de que se diera el resultado que necesitaban en Chile (casualmente también fue 5 a 4) y ahora nosotros también recibimos la ayuda desde afuera. Los peruanos lograron ponerse 3 a 2 al iniciar el segundo tiempo pero luego pasaron a perderlo 5 a 3 y faltando menos de 10 minutos se pusieron a un gol. Fueron 10 minutos con una oreja en Perú y desahogarse prematuramente en el Monumental. Una fiesta que se acercaba más al desahogo y la incredulidad (esa suerte y dependencia de otros que nos fue tan esquiva en tantos otros momentos recientes) que a festejar una buena actuación.

El equipo está en deuda desde lo futbolístico pero todos nos aferramos a las palabras de Gallardo, deseamos que aparezcan las virtudes del campeón 2014 y miramos con optimismo el casi seguro enfrentamiento a los bosteros (los pocos resultados que lo pueden eludir serían muy poco probables). Está claro que hasta acá las cosas se hicieron muy mal pero también es cierto que el equipo vuelve a estar en crecimiento y cada vez está un poco más cerca de recobrar la memoria. Como dice Gallardo ahora empieza el mano a mano y River Plate deberá hacerse fuerte y recordar como se juegan estos partidos (que tan bien lo hicieron el año pasado). Esperemos recobrar el arma ¨destructora¨ (los centros, el juego y la pegada de Pisculichi) y que vuelva la mentalidad indestructible de este plantel.
Todos miraban los televisores

No será fácil pero tenemos otra vida en esta copa Libertadores y habrá que aprovecharla. Recibimos un regalo y habrá que agradecerlo ganando...
Imagen: la máquinaradio
Por Charro.

8 comentarios:

Agustín Ovejero dijo...

Para el infarto lo de anoche. Como nunca desde que tengo memoria de esta competición, la fortuna nos jugó de tal manera a favor. Teníamos prácticamente todo en contra.

Con respecto al partido, coincido en algunas cosas y quiero observar otras. Hasta el gol de Mora todo el equipo sintió horrores la presión a excepción de tres jugadores más Barovero; Kranevitter, Martínez y Mora. Pisculichi está pidiendo banco a gritos y el ingreso de Driussi en el ST abrió mucho más el ataque y le dió más dinámica. Piscu estaba perdido, lento, desconcentrado e incluso perdió su mejor arma que era la pegada, a tal punto que promediando el PT los corners ya los pateaban Sánchez o Martínez. El negro tampoco jugó su mejor partido, se lo vió muy acelerado y preso de la presión, ya en el ST más volcado al ataque noe stuvo fino en los pases. De Teo ni hablar, es un adorno que por ahí a propia voluntad decide darle al equipo algo.

Paradójicamente cerramos el partido muy rápido, y a los 10 min del ST ya estábamos tranquilos y pasamos a concentrarnos en lo que pasaba en Perú. La contracara de Piscu es Mora que aparte de salvador es clave, es el único jugador que recuperó la entereza anímica del semestre pasado. Anoche fue figura, molestó siempre en ataque, se movió, buscó, no dudó en patear el penal. Necesitamos que el resto de los jugadores clave recuperen al menos esa actitud que compensará la falta de rendimiento.

Casi con seguridad nos tocará enfrentar a Boca, así que la presión seguirá a punta de cañón, pero más para ellos porque vienen favoritos, sin embargo definen de local. Pero no hay que olvidar la enorme inyección de ánimo que debe haber significado clasificar anoche.

Grande River!!

Anónimo dijo...

Hace poco me enseñaron (faahhh, que presuntuoso) que cuando se dan estas situaciones de depender de otro resultado, el otro tambien tiene presión de ganar. Estaba confiado en que Aurich no ganaría, a lo mucho empataba y hasta podría decir que dieron mucho más de lo que yo esperaba. Así y todo, no les alcanzó. De lo que estoy seguro es que el peor enemigo de River era el mismo River, la autopresión de saberse (o creerse) superior y no poder demostrarlo.

Con respecto a la voz del estadio, pareciera que el cambio es definitivo. Mirando el programa River desde Adentro en canal 360 (impresentables, tanto los presentadores como el invitado) dijeron que a la voz del estadio lo habían "invitado a jubilarse", a lo que el muchacho invitado al programa (entendí que era dirigente) dijo, y si tiene la edad para jubilarse y no quiere, por respeto River debe dejarlo, aunque sea ad honorem!!!.

Saludos
Aledb

Riverista dijo...

Imperdible esta nota en Un caño:
http://revistauncanio.com.ar/opinion/el-diario-del-jueves/

Abrazo Millonario
Riverista

Hernan Dardes dijo...

Hasta donde yo sé, Enso no sigue como voz del estadio. Desconozco si el acartonado de ayer será su reemplazante definitivo. Por lo pronto yo sigo agradeciendo con un "graaaaaciaassss" a quien lo merezca.

A algunos rendimientos individuales bajos, Gallardo le está buscando soluciones tácticas y es valorable. La linea de tres es una, aunque calculo que con Vangioni en condiciones, se regresa al sistema tradicional. Kranevitter y Rojas (este último no tanto ayer) levantaron, y considerando que Piscu no se recupera, que Martinez por izquierda hace diferencia, que Sanchez sin un cuatro que le pase por atrás y le fabrique espacios, tampoco es tan influyente (aunque a él se lo adjudico más a lo físcio) y el sistema y juego que vienen teniendo los bosteros, contra ellos yo hoy por hoy jugaría 4-4-2 con Martinez por Pisculichi.
De ayer poco para decir, solo que no comparto lo de Teo, para mí (sin brillar ni mucho menos) no jugó mal, y en un par de oportunidades abrió espacios con sus toquecitos de primera.

Anónimo dijo...

Me olvidé en el otro comentario, creo que hay varios jugadores que necesitan descanso (si, con tan poca temporada encima, ya estan rotos) Piscu, Sánchez, Rojas y Mercado, son ejemplo de ello. Hicieron 6 meses extenuantes y tuvieron menos de 20 días de vacaciones...es poco.

Los partidos contra la bosta, qeu son casi inevitables, serían el 6 y el 13 de mayo, sin los sub 20, ya que el mundial empieza el 5, o por lo menos es el primer partido de Argentina.

Saludos
Aledb

Mario de Balvanera dijo...


Se sigue haciendo realidad lo que muchos saben y pocos dicen:
Las copas no se JUEGAN.
La copas se COMPRAN.
.
(RIVER es mucho más negocio adentro que Juan Aurich o San José)
Alguna billetera se abrió.
Plinck ! - Caja...
.
(Ahora nos enfrentamos a otras billeteras... ¿serán más "gordas"?)
Abrazo millonario !!!
...

gabriel dijo...

Nos metimos en la boca del lobo me parece.No se si lo mejor era/es este enfrentamiento con las primas en este momento.Pero si Diosito nos da una manito....
Tambien creo estamos echando de menos el 3 refuerzo que pidio Gallardo.Gran siesta de los dirigentes por no ṕoder abrochar siquiera uno de los tantos delanteros que se pretendieron.Y hoy se nota.Tenemos un equipo corto.
La idea del 4-4-2 en estas circunstancias, acorde a estos rendimientos no es alocada, lo unico que la cancha nos va a quedar enorme y muy lejos el arco rival.Es casi como jugar de contra y hoy solo estan rapidos Pity, Sanchez, Mayada y Mora.A no ser que contemos a los pibes Driusi y Boye.
Ponerse duros de la cabeza y al combate otra vez.Va a ser una guerra.Espero que nuestros dirigentes esten presentes y a la altura.

Anónimo dijo...

Hay clásico nomás...3 de mayo de visitante por el campeonato, 6 de mayo de local la ida, y el 13 la vuelta en el Camilo Cichero.

Saludos
Aledb