"Se pueden arreglar campeonatos enteros, como el de Boca de Ischia." Javier Ruiz árbitro "Ehhehh, eh yo pienso de que ehhehh eeeehh (?)." DAP "No estén cagados." Daniel Passarella

lunes, 18 de marzo de 2013

Justicia a la rosarina... justicia por mano propia

Imagen que no fue dada por la TV.

Qué domingo! Todo empezó con una victoria de Lanús en el clásico (?) de amigos y la obligación extra (?)  de tener que ganar para mantenernos cerca del puntero. Ramón había hecho una jugada especial para este partido (uno de los más complicados por el DT que hay enfrente) y el jugar con uno de los equipos de la punta, servía de medida para ubicarnos de cara al futuro.

El partido se presentó difícil pero controlado. NOB dominaba el partido pero River Plate no corría riesgos (salvo la salida de Barovero que tocó la pelota con el brazo fuera del área y debió haberse cobrado la falta y haber sido amonestado, a favor del árbitro hay que decir que la pelota la acomodó con el brazo pero se la llevo con el pecho, lo cual lo confundió), las jugadas más peligrosas terminaron siendo de River Plate y en esta etapa se destacó el arquero local (espectacular la salvada con la mano ante el tiro de Mora) aunque NOB haya tenido más la pelota. La diferencia la marcó Scocco, una única jugada del local bastó para llevarse el primer parcial, Scocco ganó la espalda de Bottinelli (se nota en los delanteros veloces la lentitud de nuestro defensor) y con una habilidad extraordinaria dejó en el camino a Román (con lujo y fuerza) y venció a Barovero (con velocidad). 
 Increíble jugada de Scocco que demuestra su calidad diferente.

Todos sabíamos que se debía luchar para llegar a los últimos minutos con la posibilidad de presionar  porque NOB venía de jugar en Chile en la semana y podría sentirlo, era imprescindible cansarlos con la presión, sin embargo se jugó muy mal y el ingreso de Iturbe tampoco sirvió. Podríamos estar hablando de lo poco que hizo River Plate, de la poca reacción, rebeldía e inteligencia que demostró, el nivel bajo de muchos jugadores, de los goles absurdos que perdimos cuando el arquero cometió un par de errores (lo de Mora fue lamentable), de que por primera vez esta gestión decidió ocuparse del socio y los cuidó poniendo seguridad privada y hablando con las autoridades de Rosario (no hubo ningún disturbio de barras ni policial) y hasta de lo vergonzoso que es ver un espacio tan pequeño para los hinchas visitantes (a esta altura creo que sería más interesante que nos dejen ver el partido en pantallas gigantes en el parque) pero el árbitro se robó todos los comentarios del partido. Faltando menos de 15 minutos Luna hizo un gol que pocos notaron que fue con la mano y por ello se convalidó. Una gran injusticia que los rosarinos se encargaron de modificar, como si hubieran decidido incorporar la tecnología al fútbol, se tiraron contra el juez de línea (porque el árbitro les dijo que él no vio la mano y la convalidó), lo empujaron (Scocco le tiró un cabezazo y debió ser expulsado, lo mismo que Martino quien apoyó sus manos en la cara y le dijo algo a un par de centímetros) y junto al griterío de la platea cercana terminaron ¨convenciéndolos¨ al juez de línea y al árbitro de que el gol había sido con la mano y debía ser anulado. Como dijo Ramón, el gol lo cobraron... (porque nadie vio la mano). Es bueno saber que en algunos lugares no corre la ¨injusticia del error humano¨ y corre la justicia del temor al linchamiento de la mayoría (como ocurrió en Córdoba con la expulsión de Ponzio). Sigo preguntando desde donde les llega la información para cobrar ¨correctamente¨ lo que no ven.
Los de NOB lo chiflaron pero ya es jugador de selección. Hace cuanto no teníamos un jugador de selección?

El empuje de esos minutos se terminó en esa jugada, la discusión le dio tiempo a NOB y dispersó a los jugadores millonarios (al margen  que luego solo se dieron 5 minutos adicionados, casi el tiempo que llevó la discusión). Barovero casi no tuvo trabajo, la defensa se mostró lenta y siempre necesitó la ayuda de Vangioni (demasiado atrasado en el primer tiempo) y Abecasis (aceptable trabajo). Sanchez estuvo muy perdido y Rojas estuvo intrascendente. Mora tuvo un nivel preocupante (no gravitó, chocó y no la buscó) y solo Luna tuvo un buen nivel (interesante de cara al resto del torneo, volvió a tener físico de deportista, está enchufado y tiene olfato de gol). Ramón tendrá que ver como hace con la defensa, Bottinelli es muy lento, Román es torpe y a Mercado es muy fácil pasarlo cuando le llegan en velocidad. Todo se subsana cuando están bien parados pero sufren los pelotazos a la espalda o las presiones por los laterales en velocidad. Esto lo solucionaría Pezzella cuando vuelva pero en este momento Ramón se debería preguntar si a veces no sería necesario tener a Martinez para darle libertad a Vangioni en ataque. También deberá preocuparse por la posición y la tarea de Iturbe, se ve que el pibe puede ganar en velocidad y fuerza pero no es el enganche que nos falta.

Veremos como sigue el campeonato y hasta donde se podrá pelear. Es cierto  que ya es el segundo partido en que no rendimos dignamente y que en ninguno de los 6 partidos logramos la regularidad durante 90 minutos pero al menos esta vez no desbarrancamos como contra CASLA. El equipo demuestra muchísimas falencias e incapacidad para ser un puntero pero... en el nivel paupérrimo del fútbol argentino, nadie pierde las esperanzas.

Imagen: Diego Haliasz
Por Charro

8 comentarios:

pelotín dijo...

Volvieron los viejos problemas. Que quizá nunca se fueron. Como en la época de MJA, mo es un problema de nombres, ni de sistema, sino de concepto: hay que darle la pelota al compañero, tener paciencia, hacer circular el balón, desmarcarse para marcar el pase, no revolear, etc. NOB hizo mejor eso, si bien no le sobró nada. Pero mostró más entereza conceptual.
Es un problema de nombres, en todo caso, porque estamos hablando de jugadores 6/7 puntos, que sobre todo lo son por adolescer de esa claridad conceptual: Mercado, Bottinelli, Sánchez, Ponzio por momentos (siempre cree que puede hacer más de lo que hace; un poco de sobriedad lo haría mucho más jugador; está sobrevalorado). Iturbe es el ejemplo del que abusa de la aventura individual por --suponemos-- juventud.
El problema es que RAD metió muchos cambios y ahora se queda sin respuesta. Temo que entre en la dinámica MJA de cambiar y cambiar. Pero supongo que él sí sabe que el problema es conceptual. O eso espero.

Anónimo dijo...

Creo que en cada tenemos mas dudas y menos certezas... River sigue sin línea de juego, acuerdo con otro comentario que no es un problema de sistema. Contra Newells volvimos a mostrar pasividad. No hay presión para evitar que el rival desplaze y ellos nos temrminaron imponiendo las condiciones del partido.
Se pusieron jugadores para atacar por las bandas pero no tienen sorporesa, llegan a 3/4 y tiran centros, en el retroceso igual no evitamos que newells llegue por los costados
Sostengo que era muy dificil armar un equipo que tuviera otra filosofia futbolisitica con estos jugadores. no hay rendimientos individuales que nos hagan ganar partidos y el funcionamiento colectivo no asoma.

Enrique dijo...

En estas 6 fechas no encuentro grandes diferencias respecto al nivel futbolistico con el equipo de Almeyda, la diferencia notable es que los jugadores están mucho mejor desde lo anímico, convencidos con el deber de pelear arriba. Por el momento vi un partido bueno contra Estudiantes y un tiempo contra Colón, 2 de los equipos más apáticos y sin objetivos claros del torneo. El resto fue de regular para abajo, incluso contra Tigre y malo contra Casla.
Si Ramón no entra en la locura de los cambios desesperados vamos a pelear arriba, no tengo dudas, el secreto para el futuro es encontrar al enganche, por lo pronto yo metería a algún pibe de inferiores en la rotación con los mayores, copa Argentina por lo menos. A Mauro no puede y Lanzini no siente el puesto.

Enrique dijo...

Para cerrar el comentario, vamos a pelear arriba mas por el bajo nivel e irregularidad de la mayoría que por nuestras virtudes.

roberto dijo...

River no esta para campeon con este plantel , va clasificar a la copa sudamericana , va superar los 29 pts pero no mucho mas que eso. Cambiar tanto de golpe , me genro dudas , rojas y vangioni se encimaban , nadie tomaba el timon , abecasis de 4 rinde , asi mas o menos, bajo mucho mora, espero que arranque Iturbe.
Lo del los arbitros es vieja y remanida historia de que river ha perdido el respeto de todos hace rato, como en los 6 segundos de elizondo o los 6 penales no cobradoes en un clasico seguinmos marcando tendencias...nunca antes paso que un DT rival anular UN GOL CONVALIDADO , somos los primeros y seremos los unicos seguramente...

Nico dijo...

Concuerdo con tu análisis, Charro, pero, a la vez, lo veo demasiado optimista. El equipo que paró RD fue con cinco defensores (no eniendo por qué); tres volantes que fueron desbordados permanentemente y que nunca atacaron y dos delanteros lejísimos de sus compañeros y totalmente solitarios. Sincermente, no entiendo qué habrá querido hacer RD. Antes de comenzar, le dijo a la TV Pública que la idea era presionar en la mitad de la cancha (cosa que nunca sucedió). No se si seré demasiado pesimista, pero el no funcionamiento, me preocupa. River no maneja los tiempos de los partidos, no genera peligro y patea escasamente al arco. Los últimos tres partidos fueron paupérrimos. Ni la pelota tenemos. (recuerden el ciclo de MJA, teniámos la pelota, pero erámos intrascendentes). River juega con muchos pelotazos. Pero como está Ramón, todo se ve tamizado.
Tampoco entiendo la salida de David. Hasta en una pierna es más que cualquier centro delantero. Insisto con lo que vengo diciendo desde el verano: David siempre está en el segundo palo ¿por qué, en lugar de insistir con el enganche y otros derivados, no se intentan generar desbordes y desdobles con Vangioni/Rojas/Iturbe/Sanchez/Abecasis o al que le toque y se le tiran centros a David?
Esperemos que a la vuelta del receso encontremos un equipo más equipo. Con más toque a los compañeros. Con más llegadas de gol y con más hambre. No podemos darnos el lujo de sacrificar, una vez más, las chances de pelear el torneo.
Saludos,
@nicolinov

Nico dijo...

Concuerdo con tu análisis, Charro, pero, a la vez, lo veo demasiado optimista. El equipo que paró RD fue con cinco defensores (no eniendo por qué); tres volantes que fueron desbordados permanentemente y que nunca atacaron y dos delanteros lejísimos de sus compañeros y totalmente solitarios. Sincermente, no entiendo qué habrá querido hacer RD. Antes de comenzar, le dijo a la TV Pública que la idea era presionar en la mitad de la cancha (cosa que nunca sucedió). No se si seré demasiado pesimista, pero el no funcionamiento, me preocupa. River no maneja los tiempos de los partidos, no genera peligro y patea escasamente al arco. Los últimos tres partidos fueron paupérrimos. Ni la pelota tenemos. (recuerden el ciclo de MJA, teniámos la pelota, pero erámos intrascendentes). River juega con muchos pelotazos. Pero como está Ramón, todo se ve tamizado.
Tampoco entiendo la salida de David. Hasta en una pierna es más que cualquier centro delantero. Insisto con lo que vengo diciendo desde el verano: David siempre está en el segundo palo ¿por qué, en lugar de insistir con el enganche y otros derivados, no se intentan generar desbordes y desdobles con Vangioni/Rojas/Iturbe/Sanchez/Abecasis o al que le toque y se le tiran centros a David?
Esperemos que a la vuelta del receso encontremos un equipo más equipo. Con más toque a los compañeros. Con más llegadas de gol y con más hambre. No podemos darnos el lujo de sacrificar, una vez más, las chances de pelear el torneo.
Saludos,
@nicolinov

Hernan Dardes dijo...

Es muy dificil reclamar por un gol que a todas luces fue inválido, pero que el linea despeje sus dudas con las manos del técnico local apretándole la cabeza no es normal. En "Paso a paso" entrevistaron al arquero Guzman, quien dijo textual: el juez de linea tuvo muchos huevos, porque al principio dudaba se había sido o no mano, pero después se convenció" (SIC, recontra SIC). El precepto que ante la duda no hay que cobrar?, bien, gracias. Yo creo que cad vez más se nota la falta de un enganche, de un tipo que sepa leer los tiempos del partido y parar él dentro de la cancha al equipo en función de su capacidad para distribuir el juego. Leer al rival desde adentro mas allá de lo que el pizarrón haya mostrado en la semana.

Estuve viendo a Lanus. Se parecen a un equipo de Bianchi, son prolijos, arriesgan poco, y cuando encuentran un gol, se cierran muy bien. Contragolpean con 4 o 5 jugadores, muy precisos y veloces. No se van a caer fácil.